domingo, 5 de febrero de 2012

Y para cenar... Tortilla y Empanadillas

Los domingos los suelo dedicar a cocinar, me encierro en la cocina y preparo comida para toda la semana. Eso sí, el comer bien me supone pasar todo el domingo en la cocina, pero merece la pena.
Esta mañana me dejé preparada una tortilla para cenar, pero de repente me ha venido a la cabeza una berenjena que tenía a la que no sabía cómo darle uso y he decidido hacer una tortilla de berenjena. El resultado: muy rica.
TORTILLA DE PATATA Y BERENJENA
3 patatas medianas; 1 berenjena; 1 cebolla pequeña; Aceite
Sal; 5 huevos; Ajo molido (opcional); 1 chorrito de leche (opcional)


Pelamos la berenjena, la cortamos en rodajas. Ponemos las rodajas en un plato y salamos. Dejamos reposar media hora para que suelten el líquido y no amarguen.
Pelamos las patatas y las lavamos bien. Las troceamos en lonchas muy finas. Reservamos. Pelamos y troceamos la cebolla y se la añadimos a la patata.
Calentamos aceite abundante en una sartén y echamos la patata junto con la cebolla.
Secamos bien la berenjena con papel de cocina y añadimos a la patata. Freimos todo junto.
Batimos los huevos, añadimos sal, ajo picado y un chorrito de leche. Volvemos a batir. Cuando estén fritas las patatas, las escurrimos bien y las añadimos al huevo, removemos.
Echamos una gotita de aceite en la sartén y añadimos la mezcla. Dejamos cuajar. Cuando esté cuajado, le damos la vuelta con mucho cuidado de no quemarnos y la cuajamos por el otro lado. La ponemos en un plato y dejamos enfriar.
Como habréis visto, le añado ajo molido y leche, le da un toque diferente a la tortilla.
La tortilla es un plato bastante calórico, si estáis a dieta, tened cuidado y no os paséis. A veces he hecho una versión light. Para ello, cocéis las patatas unos cinco o diez minutos y luego las terminamos de hacer en el horno hasta que estén doradas a unos 180º. Freímos la cebolla aparte y a partir de aquí, el proceso es el mismo.  Os aseguro que casi no se nota la diferencia.
Después, para acompañar la tortilla, he hecho unas empanadillas de bacalao y pimientos. No me gusta tirar nada y limpiando la nevera he visto que tenía masa de empanadillas abierta y unas tajadas de bacalao que me había dado mi suegra, rápidamente me ha venido la idea a la cabeza. Estaban bastante ricas.

EMPANADILLAS DE BACALAO Y PIMIENTOS
Obleas para empanadillas; 1 huevo; 
2 tajadas de bacalao frito (o migas de bacalao desalado)
1 lata de pimiento morrón; 1 cebolleta; Tomate frito.


Freímos la cebolleta y le añadimos el bacalao desmigado y los pimientos troceados, removemos un minuto o dos y le añadimos el huevo. Cuando éste esté cuajado, le echamos un chorrito de tomate frito, removemos y dejamos enfriar. Rellenamos las empanadillas y las freímos en abundante aceite caliente. Las ponemos en un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de grasa y ponemos a enfriar sobre una rejilla para que queden más crujientes. (os recuerdo que uso la que viene con el micro).
Han quedado bastante ricas, ahora, si no os gusta el bacalao... difícil lo tenemos, pero las podéis hacer con cualquier cosa: atún, pavo, morcilla... lo que se os ocurra.
Como véis, dos platos sencillitos que nos solucionan una cena y además, pueden dejarse de un día para otro, de hecho, yo soy fan de la tortilla, las croquetas y las empanadillas frías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...