jueves, 22 de marzo de 2012

La primera tanda de torrijas del año

Esta tarde he ido a hacer la compra, odio ir los viernes por la tarde o el sábado por la mañana como todo el mundo, pues el super se convierte en una especie de videojuego donde aparecen carros por todas partes, niños correteando y gente embelesada mirando las cosas a tres metros de la estantería sin dejarte pasar. Me pone mala!
Total, que he visto el pan de torrijas a 1 euro en Mercadona y me he dicho: "¡Venga esas torrijas!".

1 l. de leche entera; 1 barra de pan de torrijas; azúcar; azúcar vainillado; 4 huevos; canela molida; canela en rama; piel de naranja; miel; agua; aceite de girasol.


Comenzamos preparando el almíbar, para ello, ponemos en una cacerola la leche con dos ramas de canela, azúcar al gusto (yo puse 3 cucharadas), una cucharada de azúcar vainillado, y un trozo de piel de naranja (sin la parte blanca, que amarga). Cuando hierva, apartamos del fuego y dejamos enfriar.
Mientras se enfría, batimos los huevos y ponemos a calentar abundante aceite de girasol (lo prefiero para los postres) en una sartén. Una vez frío el almíbar, mojamos el pan en él con cuidado de no mojarlo demasiado para evitar que se nos rompa. Pasamos por el huevo y freímos. Vamos poniendo nuestras torrijas en un plato cubierto con papel de cocina para que absorba el exceso de grasa. Cuando hayamos frito todas, ponemos miel en una sartén, como 5 cucharadas más o menos (si se agota, añadimos más) y un poquito de agua, calentamos y mezclamos. Apartamos del fuego y pasamos las torrijas por ella. Las vamos colocando en una fuente y las espolvoreamos con canela molida y azúcar.
Cuando hayamos acabado, si nos ha sobrado leche, se la echamos por encima. A mí me gustan mojaditas, pero eso va en gustos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...