lunes, 23 de abril de 2012

Quiche de calabacín, puerro y feta con toque de menta

Esta quiche formó parte del brunch del que os hablé ayer. Antes de la receta, una curiosidad: ¿a que pensábais que la palabra "quiche" procedía del francés?, pues no, en realidad es una palabra procedente del alemán y viene a significar algo así como "torta". La más famosa es la Quiche Lorraine, con bacon, queso y huevo, pero en realidad es un plato que admite todo tipo de combinaciones e ideal para acabar con lo que tengamos en la nevera de una forma original. Es también una buena forma de dar de comer verdura o pescado a los pequeños de la casa sin que se enteren demasiado (Miguel Ángel, esto va por tí  y nuestra conversación de esta mañana).
Esta receta no la he sacado de ningún sitio, ha sido invención total y creo que el resultado ha sido bastante bueno.

1 calabacín mediano; 1 puerro pequeño; 1 trozo de queso feta; 4 huevos; 50 grs de queso rallado; nuez moscada; hojas de hierbabuena; sal; pimienta; 1 base de pasta quebrada (yo usé la del Lidl); mantequilla; aceite de oliva.

Comenzamos por lavar los calabacines bien y los troceamos no demasiado finamente con piel y todo. Lavamos y troceamos también el puerro. Lo echamos todo junto en una sartén con un poco de aceite y dejamos que se hagan bien a fuego medio. Una vez que esté hecho, salamos y reservamos. En una fuente batimos los huevos, añadimos el queso rallado (podéis usar el que más os guste, yo usé Grana Padano), sal, pimienta, un poquito de nuez moscada y mezclamos bien. Añadimos el calabacín y el puerro y el queso feta a trozos. Lavamos bien la hierbabuena, la troceamos y se la añadimos a la mezcla.
Engrasamos un molde con la mantequilla y lo forramos con la pasta quebrada. Extendemos bien la mezcla y cerramos los bordes. Horneamos durante 30 minutos a 180º.
Es un plato muy versátil que nos puede servir como aperitivo, entrante o, incluso, plato principal. Su contenido calórico se puede rebajar eliminando el queso o usando queso bajo en materia grasa. Es un plato en sí muy completo, combina hidratos de carbono de la base, con verduras y las proteínas del huevo y del queso, con lo cual, acompañado de una ensalada o crema, es un excelente menú sencillo y barato y, sobre todo, sano.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...