sábado, 16 de junio de 2012

Cena a la luz de las velas

Como el fin de semana pasado estuvimos fuera de casa, tenía ganas de preparar una cenita en casa. Tenemos una terracita pequeña, pero nos encanta sacarle partido las noches de verano y anoche se puede decir que cenamos fuera, ja, ja... Así me quedó la mesa:


Como véis, la cena fue en plan tapitas, siempre procuro elaborar cenas de este tipo, pues yo como bastante poco, a pesar de cocinar mucho... mi marido es el que se pega los atracones, así que, para evitar cebarlo demasiado, hago raciones pequeñas. Así quedó el menú:

APERITIVO: CÓCTEL MARGARITA


Para dos cócteles: 140 cl de tequila blanco; 80 cl de cointreau; 40 cl de zumo de lima; sal para decorar y unas rodajas de lima o de limón; hielo.
Cóctel batido (necesitaremos coctelera)



Hay varias historias sobre el origen de este cóctel, la que más me gusta es la que dice que el propietario de un bar se la dedicó a Rita Hayworth, fascinado por su belleza, como sabéis, su nombre verdadero era Margarita cansino, de ahí el nombre de la bebida. Dicho bar estaba en Tijuana y el propietario del bar era un tal José Cuervo, ¿os suena el nombre?.
Para preparar este delicioso cóctel, comenzaremos por poner hielo en la coctelera, removemos bien con una cuchara para enfriar el vaso y quitamos el exceso de agua. Añadimos las bebidas de mayor a menor graduación alcóholica. Empezaremos por tanto con el tequila, seguriemos con el Cointreau y terminaremos con el zumo. Cerramos la coctelera y agitamos bien. Servimos (sin hielo, para eso la coctelera tiene como un coladorcito) en copas Margarita, como la que véis en la foto, que previamente habremos decorado, para hacer el borde como el de la foto, cogemos una rodaja de lima, y la pasamos bien por el borde de la copa, ponemos sal en un plato y ponemos la copa sobre la sal apretando para que se impregne bien. Decoramos con una rodajita de lima (a mí se me olvidó reservar un par de ellas y tuve que usar de limón) y una pajita.
Cuidadín con este cóctel, que está muy rico y entra rápido.

No podía faltar un buen vinito...

Para acompañar la cena elegimos este 200 Monges, es un vino del que me había hablado mi hermano y que tenía ganas de probar. Lo encontré en Makro a un precio bastante razonable, 27 euros (en El Corte lo encuentras por más de 30). Me gusta más Pago de Carraovejas y es más barato, pero este vino también merece mucho la pena. Os lo recomiendo para alguna ocasión especial.



Vayamos ya con la comida, para abrir boca...

CHERRIES RELLENOS DE QUESO CREMOSO A LA ALBAHACA


Tomates cherry (mejor de rama); 1/2 tarrina de queso Philadelphia light; unas hojas de albahaca fresca; sal; 1 diente de ajo pequeño.

Esta es una "revisitazione" (como se dice en italiano), de la ensalada caprese, pues incluye sus tres ingredientes básicos: tomate, queso y albahaca.
Comenzamos por elaborar el relleno. En el mixer de la batidora ponemos el queso, el diente de ajo (habiéndole quitado el tallo central para que no repita) picado y la albahaca troceada. Mezclamos hasta que quede una masa homogénea.
Lavamos y secamos los tomates. Les cortamos un poquito la base para que se tengan en pie y cortamos la parte superior, los vaciamos con cuidado y rellenamos con la crema de queso con ayuda de una manga pastelera (si no tenéis, os podéis fabricar una con una bolsa de plástico de esas para congelar, es mucho más fácil que rellenarlos a mano). Tapamos con la parte superior que reservaremos y servimos.
Están realmente deliciosos y lo mejor es que son super ligeros. Ideal para los que estáis a dieta.

DÚO DE IBÉRICOS Y SELECCIÓN DE QUESOS DE MENORCA



Me encanta el jamón, podría comerlo a todas horas, así que, un buen jamoncito no puede faltar en ninguna de mis cenas especiales, lo mismo me pasa con el lomo, aunque me quedo con el jamón. En este caso,  la calidad es primordial. Os recomiendo servirlos con un pan aromatizado con ajo y tomate rallado.

En Mallorca compramos una selección de quesos de Menorca, un semi-curado, un curado muy curado y un curado light, los tres la mar de buenos. Para que el plato no se me quedara cojo, añadí unas lonchitas de Boffard, que es un queso que me gusta mucho, recomendación de Richi, un amigo charcutero que sabe bien de lo que habla.

CARACOLAS DE MOUSSE DE SOBRASADA Y ATÚN


Pan Lavash; 100 grs de sobrasada; 1 lata de atún

Imposible ir a Mallorca y no venirse sin una buena sobrasada. El último día de nuestra estancia en la isla, fuimos al mercado central de Palma (nos encanta visitar mercados) y allí descubrimos una pequeña sobrasadería de elaboración propia. Nos dieron a probar varios tipos y nos decantamos por una semi-picante que está de muerte. El nombre del sitio no lo recuerdo, pero si os gusta la sobrasada, os lo busco, porque creo que se pueden encargar. La verdad es que está deliciosa, nada que ver con las que venden por ahí.
Os preguntaréis qué es el pan Lavash y dónde demonios se compra. Yo lo encuentro sólo en Alcampo, vienen dos láminas de pan grandes, como si fueran unos crepes gigantes y es un pan sin levadura que está muy rico y es muy manejable para este tipo de cosas y más ligero que las tortitas mejicanas. Es barato, no llega a dos euros el paquete.
ELABORACIÓN: en el mixer de la batidora, ponemos la sobrasada con la lata de atún bien escurrida y mezclamos bien. Cortamos un rectángulo de pan y lo untamos con la mousse, enrollamos. Lo envolvemos en papel film como si fuera un caramelo y lo metemos un poquito al congelador para que esté más duro a la hora de cortarlo. Lo cortamos en rodajitas. Si está muy frío, le damos un golpe de micro, o , si tenemos tiempo, lo dejamos a temperatura ambiente un buen rato.

Y el plato estrella de la noche: MILHOJITAS DE MANZANA CON MORCILLA Y CEBOLLA CARAMELIZADA.


1 manzana Golden; 1 morcilla tipo Burgos; 1 cebolla; 1 cucharada de azúcar; unas gotitas de agua; aceite; zumo de limón.
Sergio me pidió que le dedicara un post exclusivamente a esta receta. Le encantó y la verdad es que, aunque esté mal decirlo, estaba de muerte. Una manera más elegante de comer morcilla.

Lavamos la manzana y la descorazonamos sin partirla. La cortamos en rodajas muy finas que regaremos con zumo de limón para que no se pongan negras. Las hacemos en una sartén con un poquito de aceite hasta que estén cocinadas. Reservamos.
En otra sartén, ponemos la cebolla pelada y cortada en juliana con una cucharada de azúcar y unas gotas de agua. Dejamos caramelizar a fuego lento. Tardará unos 20 minutos más o menos.
Le quitamos la piel a la morcilla y la pasamos por la sartén (sin añadir aceite). Salamos y reservamos.
Cuando tengamos todo listo, montamos nuestras milhojas, con ayuda de un cortapastas redondo, comenzamos por una capa de manzana, otra de cebolla, morcilla y repetimos la operación. Terminamos con una lonchita de manzana.
Recomiendo servir caliente-templado, es toda una delicia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...