martes, 12 de junio de 2012

De vuelta de Mallorca

Este fin de semana lo hemos pasado en Mallorca. No conocíamos ninguna de las islas baleares y la verdad es que hemos vuelto encantados. Mallorca es una isla preciosa, más montañosa y verde de lo que nos podemos imaginar.
He tenido la oportunidad también de descubrir la cocina mallorquín, tan desconocida en la península. Es una cocina de lo más variada que va más allá de las cocas, la sobrasada o la ensaimada. Me quedo sin duda con el Tumbet, que es una variante del pisto, pero hecho con patatas y que está para morirse.  7
Fuera de la cocina, me quedo con el carácter de los mallorquines, que nos han tratado fenomenal en todo momento y nos han hecho sentir como en casa.
Lo peor de todo es la vuelta a la realidad. Cuando ya estás saboreando las vacaciones (como es mi caso) es duro volver al día a día para dar el último empujón. Y no sólo eso, lo peor es volver a casa y darte cuenta de que tienes el equipaje por deshacer y, al menos, un par de lavadoras que poner y mogollón de cosas por colocar... Ains.... qué bien se está de vacaciones!... Pero lo bueno, si breve...
El tema es que me he encontrado al volver con que no tenía nada en la nevera (Raquel, María, sé que os encanta esta frase), pero sí tenía algunas cosas a las que dar salida sí, o sí y éste ha sido el resultado. Espero que os guste.

HUMMUS DE LENTEJAS RÁPIDO PERO RICO, RICO

Es una variante del típico hummus de garbanzos, pero me han sobrado lentejas de una ensalada que he preparado para mañana y de la que ya os pondré la receta y se me ha ocurrido probar a ver qué tal, de ahí la ración tan pequeña. El resultado es verdaderamente sorprendente, sin duda, os lo recomiendo.


Para una tapa: 4 cucharadas de lentejas cocidas; 1 cucharadita de tahini; zumo de limón; sal; perejil picado; comino; aceite de oliva; 1 diente de ajo.

Ponemos en el robot de la batidora todos los ingredientes. Mezclamos hasta conseguir una pasta suave y homogénea. Servimos con pan de pita (yo no tenía y he usado pan de molde sin corteza).


PASTEL DE CEBOLLA



1 base de masa quebrada; 4 huevos; 4 cebollas; nuez moscada; queso Feta; pimienta; sal; 50 grs de grana padano rallado.

Forramos un molde de tarta con papel de horno y extendemos la masa quebrada sobre él. Presionamso bien y pinchamos la base con un tenedor. Cubrimos con papel albal. Horneamos con el horno precalentado a 200º durante 10 minutos. Pasado ese tiempo, quitamos el papel de aluminio y horneamos cinco minutos más.
Mientras se hace la masa, troceamos en juliana cuatro cebollas y las ponemos a pochar en una sartén con aceite hasta que estén bien blanditas (15 minutos aproximadamente), escurrimos y reservamos.
Batimos cuatro huevos, les añadimos sal y pimienta y seguimos batiendo. Le añadimos la cebolla a los huevos junto con el Feta y el queso rallado, añadimos la nuezo moscada y removemos bien. Echamos esta mezcla sobre la masa quebrada. Metemos al horno unos 10 minutos a la misma temperatura hasta que veamos que se haya cuajado. Pinchamos con un palillo y si sale limpio, nuestro pastel estará listo.

Y de postre...

TRUFAS AL CAFÉ


Para 20 turfas: 1 tableta de chocolate Nestlé postres; 1 brick de nata (para postres); 1 cucharadita de café descafeinado; agua; ; pistachos; azúcar moreno;

Fundimos el chocolate junto con la nata en un cazo. Dejamos templar y añadimos dos cucharaditas de café descafeinado, mezclamos y metemos a la nevera unos 30-45 minutos. Cuando veamos que el chocolate está lo suficientemente duro como para moldearlo, formamos pelotitas de chocolate y las pasamos por pistachos triturados con azúcar moreno. Metemos al frigo y servimos frías.
También podéis hacer este delicioso postre usando mermelada de naranja o de arándanos en lugar de café y las podéis pasar por cacao amargo. Toda una delicia.


CROISSANTS VELOCES RELLENOS DE DULCE DE LECHE


Ya os he hablado en alguna ocasión de lo mucho que me gusta el hojaldre de Lidl. Bien, pues tenía en la nevera una lámina de hojaldre a punto de caducar y, aprovechando que había encendido el horno para hacer el pastel de cebolla, he hecho estos croissants super veloces pero riquísimos rellenos de dulce de leche.
1 base de hojaldre; dulce de leche; 1 huevo

Extendemos la masa de hojaldre y la cortamos en triángulos equiláteros. Ponemos una bola de dulce de leche en la base y enrollamos. Pegamos bien los extremos y doblamos en forma de media luna. Repetimos la operación hasta tener todos los croissants hechos.
Batimos un huevo y pintamos los croissants con él. Horneamos 15 minutos a 200º.
Si queréis, espolvoread con azúcar glas.

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...