domingo, 24 de junio de 2012

Picinic futbolero en el salón

Ayer queríamos haber organizado un picnic para cenar, pero, como jugaba La Roja, decidimos quedarnos en casa, eso sí, no nos quedamos sin nuestro picnic pues improvisé uno en el suelo del salón, delante de la tele:


Como véis, todo en rojo y amarillo. Una noche muy temática. Aunque he de reconocer que el partido fue pelín rollete, menos mal que al final ganamos a Francia.
Como menú quise preparar algo típicamente español, pero también que fuese típico de picnic combinando con cosas que suelen comerse cuando uno ve e fútbol o la tele y darle un toque de glamour al mismo tiempo, ahí va el menú a ver qué os parece:
BEBIDA: Sangría (muy español)
Banderillas
Rivalidad de canapés de foie y sobrasada
Mini tortillas españolas  con ensalada de pimientos asados (versión baja en calorías)
Caponata siciliana con sus grissini rústicos
Bruschetta de tomate, mozzarella y albahaca
Mini-burgers de pollo al brandy

En toda fiesta española tradicional no puede faltar una buena sangría, ¡qué rica está!, pero también es peligrosa y cabezona, como está tan buena y entra tan bien, cuando te quieres dar cuenta te has bebido un litro tú solito... Nunca la había hecho, pero me quedó la mar de bien:

SANGRÍA



Para 1 litro: 1 manzana, 1/2 naranja; 1 limón; 1 lata de sprite; 1/2 botella de vino (mejor buenecillo, yo usé Alma de Valdeguerra (de Madrid), tinto, claro; 1 buen  chorro de Cointreau; sacarina líquida (por rebajar las calorías).


Troceamos la fruta y la ponemos en el recipiente donde vayamos a hacer la sangría, la regamos bien con el Cointreau de forma que se empape. Dejamos macerar un ratito. Añadimos el vino hasta la mitad de la jarra y completamos con Sprite. Añadimos un chorrito de sacarina líquida y removemos bien. Serviremos bien fresquita.

BANDERILLAS


Tampoco pueden faltar en una noche de partido unas típicas banderillas. Éstas no las he hecho yo, pero las he inclúido porque quería que conociérais mi opinión sobre este producto. Son de Mercadona, vienen en un paquetito de cinco y las encontraréis en la sección de ahumados. No son baratas, sale casi a unos 2.5- 3  euros el paquete, pero están deliciosas, os las recomiendo. Sí sale más barato que comprarlas al peso en cualquier tienda de encurtidos.


RIVALIDAD DE CANAPÉS DE FOIE-GRAS  Y SOBRASADA

Como el partido de ayer era contra Francia, qué mejor que un par de pinchitos con lo mejor de cada casa, para ello elaboré estos sencillos canapés de foie-gras y de sobrasada con queso (también jugando con los colores como habréis podido observar):


Mini-biscotes; sobrasada; queso semi-curado; foie-gras; cebollino para decorar (opcional).

Creo que la elaboración es óbvia, no? Lógicamente, me saltaré este paso, je, je...


MINI-TORTILLAS ESPAÑOLAS CON ENSALADA DE PIMIENTOS ASADOS
(Versión light)


POR CADA TORTILLA: 1 patata; 1 huevo; 1/2 cebolla pequeña; sal; aceite; ajo molido; 1 chorrito de leche.
PARA LA ENSALADA DE PIMIENTOS: Pimientos asados; 1 diente de ajo; vinagre de módena; sal; aceite de oliva virgen.

Comenzamos por los pimientos que es lo que más tiempo nos lleva. Los lavamos bien, les quitamos la parte superior y los salamos. Los ponemos en una bandeja de horno regando con un buen chorro de aceite de oliva virgen. Los asamos a 200º durante 20-30 minutos, dependiendo del horno. Una vez asados, los pasamos a otro recipiente para dejarlos enfriar. Los tapamos para poderles quitar mejor la piel una vez fríos.
Cuando ya estén fríos, como he dicho antes, los pelamos y los cortamos en tiras con la mano. Ponemos en una fuente y le añadimos un ajo en trocitos pequeños (yo usé el aparatito este para aplastar ajos), sal, y vinagre de Módena (yo le eché con spray, me compré uno en Lidl en la semana de Italia que está fenomenal); y, si os gustan más aceitosos, añadirles un poquito más de aceite.
Para elaborar la tortilla ligth, estos son los pasos que seguí:
Pelamos y lavamos la patata, la troceamos de la manera tradicional y la ponemos a cocer en agua con sal. Cuando no esté cocida del todo, la escurrimos y la pasamos a una fuente de horno. La horneamos hasta que esté crujiente a unos 200º, unos 15 minutos.
Mientras, troceamos la cebolla y la pochamos en una sartén con poco aceite. Batimos el huevo con la sal, el ajo y el chorrito de leche.
Una vez listas las patatas, se las añadimos al huevo y añadimos también la cebolla.
Cuajamos la tortilla en la sartén al modo tradicional. Como véis, hice raciones individuales, para ello usé una sartén pequeñita que podéis encontrar en todos los supermercados o ferreterías. Una cucada.
Servimos las tortillas con la ensalada de pimientos por encima. De nuevo, jugando con los colores de España.

BRUSCHETTA DE TOMATE, ALBAHACA Y MOZZARELLA LIGHT


Ya he hecho esta receta en otras ocasiones, por lo que no os voy a poner cómo se hace, no quiero ser repetitiva, pero quería que viérais cómo es el pan de Bruschetta que compré el otro día en el Lidl. Es riquísimo y salen como unas seis raciones. Podéis incluso hacerlo como una base de pizza y meterlo al horno, os saldrá de muerte. Probádlo.

CAPONATA SICILIANA CON SUS GRISSINI RÚSTICOS

Iba a preparar un pisto, que es muy típico español y también de los picnic o de las excursiones al campo, aparte de la tortilla y los filetes empanados. Pero se me ocurrió variar un poco y hacer una deliciosa caponata siciliana, no sé si la habréis probado alguna vez pero a mí me encanta. En Sicilia la comía a todas horas.


Para 2 personas: 1 berenjena; 1 botecito pequeño de aceitunas sin hueso; 1 cucharadita de piñones; 1 cucharadita de pasas; 1 cucharadita de alcaparras; 1 ramita de apio con las hojas; 1/2 cebolla fresca; sal; pimienta; albahaca fresca; 10 cl de vinagre blanco; salsa de tomate; azúcar; aceite de oliva.

Lavamos la berenjena bien y le cortamos los extremos pero no la pelamos. La cortamos en dados y la ponemos en un escurreverduras. Espolvoreamos con sal gorda y dejamos reposar una hora para que suelte el agua (si no amarga). Pasado ese tiempo, la freímos en abundante aceite de oliva. Una vez frita, la ponemos a escurrir el exceso de aceite sobre papel de cocina y reservamos.

Lavamos y troceamos la cebolla y el apio y los pochamos en una sartén. Añadimos las aceitunas, los piñones, las pasas, las alcaparras y removemos bien. Añadimos el tomate y las hojas de albahaca lavadas y troceadas. Dejamos cocinar durante 10 minutos. Pasado ese tiempo, disolvemos en el vinagre un poquito de azúcar y se lo añadimos al sofrito. Dejamos evaporar. Añadimos entonces la berenjena. Removemos bien y pasamos a una fuente donde dejaremos enfriar.
Yo la he servido a modo de tapas con unos grissini rústicos que compré, ¿a que no adivináis dónde?....

MINI-HAMBURGUESAS DE POLLO AL BRANDY

El viernes estuvimos en la pollería de nuestro gran amigo Chechu, del que ya os he hablado en algún que otro post, pero que vuelvo a repetir que tiene un género excepcional. Una de las cosas que nos llevamos el otro día fue este pollo al brandy que elaboran ellos mismos para hacer a la barbacoa por ejemplo o en plan pinchitos morunos. Yo lo convertí en hamburguesas, espero que Chechu no se enfade conmigo por haber "destruído" el pollo. Estaban muy, pero que muy buenas, pero claro, con buenos productos... ya se sabe:


Para dos mini-hamburguesas: 4 trocitos de pollo al brandy; 1 hojitas de canónigos; 1 tomatito pequeño; queso semi-curado rallado; cebollino picado; sal; unas gotitas de ketchup; 1 huevo de codorniz; 1 cucharadita de salvado de avena; pan para hamburguesas. (lo compré en Alcampo)

Ponemos el pollo en el robot de la batidora y lo picamos. Mezclamos la carne con un huevo de codorniz (uno de gallina sería demasiado) y el salvado de avena. Dejamos reposar para luego poderle dar forma a las hamburguesas.
Mientras, vamos montando las mini-burguers. Cortamos el pan y ponemos en la base los canónigos con un poquito de sal, encima el tomate y encima de éste el cebollino picadito (lo usé para sustituir a la cebolla que luego deja mal aliento y le da un sabor muy fuerte).
Les damos forma a las hamburguesas y pasamos por la plancha. Cuando estén hechas, las ponemos encima del pan y espolvoreamos con queso rallado y le echamos una gotita de ketchup cubrimos con el otro lado del pan y servimos pinchando con un palillo.
Elegí estas mini-burguers porque en toda cena delante de la tele, no pueden faltar, era el plato que me faltaba para cerrar este menú de picnic en el salón.
















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...