lunes, 13 de agosto de 2012

Cuidándome: Pollo al curry con brócoli y cus cus

La primera vez que probé el pollo al curry fue en Escocia. Lo recuerdo perfectamente, habíamos ido a un pueblo llamado North Berwick a ver los juegos de las Highlands, esos en los que los tíos vestidos con los "kilt" (falda escocesa) tiran troncos y demás. Dichos juegos tenían lugar dentro de un recinto y había que pagar una entrada para poder verlos, pero no se podía salir, así que tenías que comer en el chiringuito que había dentro y sólo había pollo al curry con arroz para comer, así que, o comías o comías. Me pareció lo peor del universo, muy fuerte y un pollo que no estaba seco, sino lo siguiente. El caso es que nunca más lo volví a probar y un día pensé que igual estaba mal cocinado y por eso no me gustó, así que decidí hacerlo yo misma, porque no me gusta que no me gusten las cosas y siempre me gusta darle oportunidades a la comida. Efectivamente me dí cuenta de que era así, el cómo se haga una comida condiciona totalmente su sabor. Por eso hoy os traigo esta receta que va muy bien para iniciarse en la comida especiada, es muy sencilla y para nada fuerte, os animo a probarla así como a probarlo todo. No podéis decir que algo no os gusta si no le habéis dado varias oportunidades, es mi caso con los mejillones, me encantaría que me gustaran, pero los he probado mil veces y, aún así, nada de nada, así que, ya he desistido, pero por lo menos no puedo decir que no lo he intentado.

POLLO AL CURRY AL ESTILO "ISLA MAURICIO" CON BRÓCOLI Y CUS CUS


2 filetes de pechuga de pollo; 1/2 paquetito de brócoli (del que venden para vapor en Mercadona); 2 tomates pequeños; 1 diente de ajo; 150 ml de caldo de pollo; 1/2 cucharadita de jengibre en polvo; 1/2 cucharadita de cúrcuma; 1 cucharada de curry; 1/2 vaso de leche de coco; sal; pimienta; aceite de girasol.

Sé lo que estáis pensando, probablemente no estéis acostumbrados a este tipo de comida, por lo tanto os estaréis preguntando dónde diantres podéis comprar estas cosas tan rarunas, bien, os lo detallo:
Cúrcuma, curry y jengibre en polvo: en la sección de especias de cualquier super, yo usé las de Hacendado.
Leche de coco: Alcampo, marca Blue Dragon, también en Carrefour en Hipercor. (que no lleve azúcar añadido, mirad bien la etiqueta).

Tengo que decir que el éxito de esta receta se debe en gran parte a la calidad de la materia prima. El pollo que he usado es de la pollería de mi amigo Chechu, en Móstoles, un pollo de excelente calidad tratado por manos de un gran profesional.
Troceamos las pechugas y las ponemos a dorar en una cacerola con una cucharada de aceite de girasol. Salpimentamos y cuando esté dorado retiramos y reservamos. Añadimos un poco más de aceite y en la misma cacerola, ponemos a dorar el ajo cortado en láminas gruesas. Una vez dorado añadimos las especias, removemos bien y, con cuidado de que no se quemen, añadimos un chorrito de caldo. Removemos y añadimos los tomates pelados, despepitados y cortados en trocitos pequeños. Dejamos cocinar durante cinco minutos y añadimos el resto del caldo. Cuando rompa a hervir añadimos la leche de coco, removemos bien y dejamos que hierva, entonces añadimos el pollo y dejamos cocinar unos 10 minutos a fuego suave.
El brócoli me había sobrado y he pensado en añadírselo al pollo, le da un toque rico.
Para el cus-cus no tenéis más que seguir las instrucciones del envase. Podéis usar también arroz si os gusta más o incluso, puré de patatas.

Es un plato único, si lo queréis complementar con algo, hacédlo con una ensalada verde de canónigos con una vinagreta rica, por ejemplo, para no añadirle más calorías ni exceso de nutrientes. En el mismo plato integramos verduras (brócoli, tomate...), proteínas (pollo) e hidratos de carbono (cus-cus) . Además, es un plato muy saciante, pues el pollo llena bastante y las especias contribuyen a aumentar esa sensación de saciedad. Si me permitís un consejo, tampoco añadiría pan, el cus cus actúa como sustituto.
Antes de comer le he puesto a Sergio una tapita para que lo probara, así que es una buena alternativa para una fiesta poner vasitos o cucharitas con esta receta de pollo.
Os animo a probar cosas nuevas, la comida es cultura y uno no debe cerrarse nunca ante ella, ¿no os parece?






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...