miércoles, 15 de agosto de 2012

Unas vacaciones merecidas y esperadas

¡Por fin Sergio está de vacaciones! ¡Todo un año esperando este momento! Y más, después del veranito a turno de tarde que nos hemos tirado, él currando y yo, más sola que un hongo. Por eso los dos teníamos ganas de que llegaran las dichosas vacaciones. No podíamos dejar de celebrar tan esperado momento, así que ayer preparé una cena de esas a las que voy a llamar "late dinners" porque empiezan a partir de las 23.00, cuando Sergio llega de trabajar (ya os he contado).
No tenía ganas de liarme mucho y tampoco quería comprar nada, pues en breve nos iremos de viaje y tengo que dejar la nevera vacía, así que mi propósito era hacer algo más o menos chulo con lo que tenía. Al final me quedó una cena sencillita pero rica.
Ya sabéis que estoy un poco loca y que, aparte de preparar comida, me encanta preparar la mesa y el lugar donde vamos a cenar. Ayer me dio el arrance y redecoré la terraza, quité la mesa y las sillas y metí una mesita baja que no usamos y dos silloncitos de esos de Ikea que tenemos en el salón, pero me quedó monísima, la pena es que ya todo vuelve a estar en su sitio.
La mesa la decoré en verde y blanco jugando con los manteles, las servilletas y las velas:



Quedó una terracita de lo más acogedora y veraniega y estuvimos la mar de bien. Como os he dicho, no me compliqué mucho la vida para cenar y me decanté por un menú de picoteo en plan raciones que nos permitió cenar tranquilamente sin tener que ir a la cocina cada dos por tres.

Para abrir boca, no podía faltar el típico cóctel que siempre me gusta preparar:

CAIPIROSKA


Este cóctel es una versión de la Caipirinha, pero con Vodka en lugar de Cachaça.

PARA DOS CÓCTELES: 1 lima; 4 cucharadas de azúcar; hielo picado; 100 cl de vodka.
PARA DECORAR: azúcar; rodajas de lima; pajitas cortas.
UTENSILIOS: vaso Old-fashioned, como el de la foto; coctelera, picadora de hielo o mazo o mano de mortero.

En un vaso grande ponemos las limas cortadas por la mitad y a su vez, las mitades en cuatro partes. Les añadimos el azúcar y con ayuda de un mazo o una mano de mortero vamos aplastando las limas con movimientos circulares para sacarles el jugo y mezclarlas con el azúcar. Una vez hecha esta operación, las dejamos macerar unos minutos y las ponemos en el vaso de la coctelera. Rellenamos con hielo picado y añadimos el vodka. Cerramos la coctelera y agitamos bien. Servimos en un vaso decorado con azúcar y una rodaja de lima. Terminamos el cóctel con una pajita corta.

BANDEJA DE IBÉRICOS CON CARPACCIO DE TOMATE Y PAN DE FOCACCIA


Preparé un platito con chorizo y salchichón de Iznalloz y un poquito de jamón y lomo, para acompañar estos manjares, hice un pan de Focaccia con el programa de Amasado de mi panificadora del Lidl, es similar al pan de pizza, para que os hagáis una idea. Y como los embutidos me gustan con tomate y el huerto de mi suegro está a tope de rendimiento, preparé estos tomates pera
 en carpaccio que estaban deliciosos:


No podía faltar una tablita de quesos en este caso se compone (de izquierda a derecha y de arriba a abajo): queso de cabra con cebollino; queso Gorgonzola Dolce; queso de cabra con nueces y piña (los tres de Lidl y deliciosos); queso fresco Burgo de Arias; queso semi-curado y queso curado (ambos de Menorca)


PATATAS "CRISPS" SIN NADA DE GRASA CON MOJO ROJO Y VERDE
Éste fue mi mayor descubrimiento de ayer. No recuerdo en qué blog lo ví pero nada más leerlo me dije que tenía que probarlo. Me costó carbonizar una patata hasta que dí con el tiempo adecuado, pero al final mereció la pena el resultado.


1 patata grande; sal
PARA EL MOJO ROJO: 5 dientes de ajo; 5 cucharadas de aceite; 1 cucharadita de pimentón; 1 cucharadita de cominos; sal; 2 cucharadas de vinagre. PARA EL MOJO VERDE: los mismos ingredientes pero sustituiremos el pimentón por perejil o cilantro.
UTENSILIOS: mandolina (si la tenemos); papel de horno.

Pelamos la patata y la lavamos bien. La cortamos en rodajas muy finas con ayuda de una mandolina y si no la tenemos, pues con buen tino y un buen cuchillo. Ponemos la patata en agua fría unos minutos para que suelte todo el almidón. Sacamos las patatas y las secamos con papel de cocina. Las ponemos en el plato del micro cubierto con papel de horno bien separadas unas de otras. En mi caso sólo fueron necesarios 6 minutos de micro a máxima potencia. Id probando. La primera vez las puse 9 minutos que era lo que decía la receta y las carbonicé. Dejamos enfriar, salamos y servimos con las salsas que más nos gusten o sin nada. No tienen nada que envidiar a las patatas tradicionales y encima ¡no engordan!.

PATÉ RÁPIDO DE AGUACATE Y ANCHOAS


1 aguacate; 4 cucharadas de queso Philadelphia; 3 anchoas; zumo de limón;

Ponemos todos los ingredientes en el mixer de la batidora y mezclamos hasta conseguir una pasta homogénea. Servimos al gusto, yo usé este recipiente imitando una lata de conserva, pero podéis servirlo ya untado en pequeños biscotes.

Por último, preparé unas "Delicias de Ibérico" que son unas mini-croquetitas congeladas de la marca Eismann. Vinieron hace poco por casa los comerciales ofreciendo catálogos y un día me llamó una chica diciéndome que si quería probar sus productos y que tenían una oferta para nuevos clientes, me pareció bien e hice un pequeño pedido. No soy muy fan de los productos congelados, pero siempre me gusta tener alguno en caso de emergencia. He de decir que las croquetillas están bastante buenas. Tienen página web, por si os animáis a echar un vistazo. De postre tomamos unos limones helados también de la misma marca. Muy ricos. Ya os comentaré más cosas sobre Eismann cuando pruebe el resto, el reto está en el pescado, la prueba de fuego. Mirad las croquetillas:


La verdad es que fue una noche de lo más agradable, con movimiento de muebles incluído, ja, ja... Pero lo mejor es que ya huele a vacaciones...










No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...