domingo, 9 de septiembre de 2012

La primera cenita post-vacacional

Tenía ya ganas de organizar una de nuestras cenitas románticas, es lo que más me gusta de la vuelta a la rutina y ayer me puse manos a la obra. Me costó decidir qué preparar y estuve horas ojeando mis libros y revistas de cocina hasta que dí con la clave y creo que fue un acierto. Sin quererlo, me salió un menú casi, casi vegetariano y muy rico, a la vez que ligero, pues, una vez más, cenamos cuando volvió Sergio de trabajar a las 23.15 y ya no son horas de meterse algo contundente entre pecho y espalda.
Lo primero que hice fue dejar la mesa preparada. Como soy una friolera incorregible, ya no preparé la mesa en la terraza, sino en el salón y me quedó un rinconcito de lo más acogedor:

Utilicé unas rosas secas de tono anaranjado, siempre me gusta dar un toque florar a la mesa, también cubrí un vaso con un cubre vasos naranja (sé que no destaca mucho, pero no tenía otro color) que compré en la tienda casa y coloqué una vela de té dentro del vaso convirtiéndolo en un original portavelas.
En la foto de arriba, como podéis observar, hay un caracolito de cerámica, lo compré en una tienda en Creta. En realidad es un portavelas, lleva un soporte de cerámica debajo donde se coloca una velita y la luz sale por los agujeritos del caracol, es una preciosidad y da una luz muy bonita. No recuerdo el nombre de la tienda, pero si a alguien le interesa, puedo buscar el folleto y mirar si tienen página web.
Una vez montada la mesa, me puse a elaborar el menú. Ya sabéis que me gusta comenzar siempre con un cóctel, cosa complicada para mí, pues Sergio no es muy coctelero y pocos cócteles le gustan, pero ayer me guardaba un truquito en la manga... Al final, quedó de la siguiente manera:
CÓCTEL
Clepsidra
Para 1 litro: 1/2 litro de sidra; 1 botella pequeña de agua con gas; 15 cl de Cointreau; azúcar glas;hielo
PARA DECORAR: manzana; pajita corta; hojas de menta
En una jarra con hielo, mezclamos todos los ingredientes, removemos bien y servimos decorando con unas rodajitas de manzana y unas hojas de menta.
(Os dije que me guardaba un truquito porque Sergio tiene raíces asturianas y por eso, le gusta bastante la sidra, así que sabía que iba a ser un acierto seguro).
APERITIVO
 Mantequilla de tomate y albahaca

50 grs de mantequilla; hojas de albahaca fresca; tomate frito

La mantequilla debe estar a temperatura ambiente. Lavamos y picamos la albahaca y se la añadimos a la mantequilla junto con un chorrito de tomate frito. Mezclamos bien y le damos la forma deseada, envolvemos en film como si fuera un caramelo y metemos a la nevera para que se endurezca.
En lugar de darle forma de caramelo, lo metí en esta fuentecita, igualmente envuelto en film. Una vez que ya esté dura, le quitamos el papel y servimos.

Pops de cherry relleno de balsámico a la naranja con anchoa y mozzarella
PARA 4 POPS: 4 tomates cherry; crema de balsámico; 4 anchoas; 4 trocitos de mozzarella fresca; 4 hojitas de albahaca fresca.
OTROS: palitos para brocheta; jeringuilla para rellenar
Comenzamos por rellenar los cherries de crema de balsámico, para ello necesitaremos una jeringuilla (las podéis comprar en la farmacia). Una vez rellenos, montamos la brocheta metiendo el queso en primer lugar, la anchoa, una hoja de albahaca bien lavada y secada y el tomate. Es toda una sorpresa cuando al morder el tomate saboreamos la crema de balsámico. Regar con un chorrito de aceite de oliva (opcional) y servir.
PRIMER PLATO
Gazpacho de  nectarinas

PARA DOS PERSONAS: 3 tomates; 2 nectarinas; 1/2 pimiento rojo; 1/2 pepino; 1/2 cebolla; 1 diente de ajo; 1/2 manzana verde; sal; aceite de oliva; vinagre de Jerez.
Lavamos, pelamos y troceamos todos los ingredientes y los ponemos en el vaso de la batidora junto con la sal y un chorro de vinagre de Jerez (ojo que es fuerte). Mientras se bate, añadiendo el aceite para que ligue bien. Una vez listo, pasamos por el pasapurés o por el chino para quitar los restos de pieles y para que nos quede más fino. Metemos a la nevera. Servimos bien frío y decoramos con unas mini brochetas de pepino y nectarina.
PLATO PRINCIPAL
Tatin de Alcachofas

PARA DOS TATINS: 1 patata mediana; 1 bote de alcachofas en conserva grande; 1 diente de ajo; 2 lonchas de queso tipo sandwich; 1 mozzarella fresca; 1 base de hojaldre; sal; pimienta; aceite de oliva; 1 yema de huevo.

OTROS: cocottes o fuentes de cerámica para horno; papel vegetal.

Ésta es una receta de un chef italiano que me gusta mucho: Claudio Sadler, la ví en I Menú di Benedetta, el programa de cocina del que ya os he hablado en alguna ocasión, y llevaba tiempo con ganas de hacerla. Lo suyo sería utilizar alcachofas frescas, pero es un poco difícil encontrarlas ahora, así que probé con alcachofas en conserva. El resultado fue buenísimo así que imagino que con las naturales será ya toda una experiencia sensorial. Una verdadera delicia y un plato ideal si tenéis invitados. Os describiré la receta paso a paso, porque es fácil pero un poco liosa.

1. Pelamos la patata, la lavamos y la troceamos en rodajas muy finas. Las blanqueamos en agua hirviendo. Para ello, ponemos agua con sal en un cazo y la ponemos al fuego, cuando rompa a hervir, añadimos las patatas y cuando hierva de nuevo, las retiramos y escurrimos. Reservamos.
2. Escurrimos bien las alcachofas y secamos con papel de cocina para quitar el exceso de líquido. Separamos unas cuantas para hacer la decoración.
3. En una sartén, añadimos aceite y cuando esté caliente le añadimos un diente de ajo aplastado con piel y todo, una vez dorado el ajo lo retiramos y añadimos las alcachofas enteras. Salteamos hasta que estén doraditas y añadimos un poco de vino blanco. Subimos el fuego para que se evapore. Reservamos las alcachofas.
4. Troceamos en tiras las alcachofas que habíamos separado para la decoración y en la misma sartén, salteamos con un poco de aceite hasta que estén doraditas. Salpimentamos y reservamos.
5. Cubrimos las cocottes o las fuentes de barro con papel vegetal y lo untamos con aceite para que no se pegue. Ponemos una base de patatas de tal manera que cubra todo el recipiente.
6. Sobre las patatas ponemos una capa de las alcachofas enteras partidas por la mitad, encima de éstas una loncha de queso y sobre el queso, una lámina de hojaldre cortada a medida. La agujereamos con un palillo o tenedor para que no se infle en el horno y pintamos con yema batida.
7. Horneamos a 180º , 20 minutos.
8. Troceamos la mozzarella en cuadraditos y secamos el exceso de suero con papel absorbente.
9. Una vez pasados los veinte minutos, desmoldamos nuestro tatin y le echamos por encima la mozzarella en cuadraditos y las alcachofas en tiras que habíamos reservado.
10. Volvemos a introducir al horno otros diez minutos y servimos.

POSTRE

Carpaccio de piña con helado de chocolate


1 trozo de piña; helado de chocolate; hojas de menta para decorar
Postre sencillo donde los haya. Tan sólo necesitáis una máquina cortafiambres y si no la tenéis, un cuchillo bueno y bien afilado. Pelamos bien la piña y le quitamos el corazón. La troceamos muy finamente y vamos colocando lonchitas en el plato. Servimos el helado encima y decoramos con unas hojitas de menta.


No podían faltar ayer ni el vino, ni el pan, ni la buena música de fondo. Elegí la banda sonora de Amelie para acompañar, si no la conocéis, os la recomiendo.
En cuanto al pan, haciendo uso una vez más de mi super panificadora del Lidl, hice un pan de yogur y nueces siguiendo las instrucciones del recetario. Quedó un pan así de rico:

  


Por último, el vino. Elegí un vino blanco de Bodegas Torres: Viña Esmeralda, no sé si lo conocéis. Es fácil de encontrar, en cualquier supermercado lo tenéis. El precio ronda unos 7 euros. Es una apuesta segura, tanto si lo compráis para casa como si lo lleváis a alguna cena, os dejará en buen lugar.

Sin duda la cena fue todo un éxito. Espero que os haya gustado.
Feliz domingo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...