martes, 11 de septiembre de 2012

Mini-cupcakes para mi gente del gym

Ayer fui con mi amiga Rocío a Taste of America, la tienda americana que abrieron hace poco en mi pueblo, y, como no podía ser de otra manera, salimos bien cargaditas, Rocío de dulces varios y yo, de cachivaches e ingredientes para cocinar. Una de las cositas que me compré fue un molde para mini-cupcakes al que ya le tenía echado el ojo. Cuando me compro algo, sea lo que sea, tengo que estrenarlo inmediatamente, mi madre simpre me dice: "apolillarse no se te va a apolillar, ni caducarse tampoco, hija" y tiene toda la razón, ¡no puedo esperar! Milagro que anoche al llegar a casa no me pusiera a preparar algo, porque era muy tarde, que si no... Pero de hoy no pasaba, así que después de comer me he puesto a preparar unas mini-cupcakes y lo mejor es que no sólo he estrenado mi super molde, sino que también he probado el frosting en spray que llevan las cupcakes por encima. Es caro, algo más de 6 euros el botecito, pero te ahorra tiempo y está muy bueno. Lo que no me gusta es que no es fácil manejarlo, para eso prefiero la manga pastelera de toda la vida...
El caso es que he preparado estas mini-delicias para mis chicas del gym, puesto que siempre siguen mis posts, pero pocas han tenido la ocasión de probar mis cositas, y ya iba siendo hora de que me estirara un poquito, ja, ja... Lo malo es que con el calor y el traqueteo de la bolsa no han llegado tan bonitas como yo hubiese querido, pero creo que les han gustado, y eso es lo que importa. Además, qué mejor momento para degustar estas cosas tan calóricas que antes de una clasecita de ciclo-indoor, ¿no?.


Para 12 mini-cupcakes: 55 grs de harina de repostería; 1 huevo; 2 cucharaditas de levadura Royal; 30 grs de azúcar; zumo de medio limón; 25 ml de aceite de oliva; 25 ml de aceite de girasol; cositas para decorar al gusto.

Mezclamos todos los ingredientes hasta conseguir una masa homogénea y sin grumos. Rellenamos las cápsulas hasta algo más de la mitad. Espolvoreamos con un poquito de azúcar y metemos en el horno que habremos precalentado previamente a 250º. Lo bajamos a 180º (horno ventilado) y dejamos unos 10 minutos. Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. Decoramos con el super spray y con corazones, fideos de colores...

Una buena forma de disfrutar de las cupcakes sin sentirse tan culpable tras devorarlas (si no te las comes todas, claro, je, je...).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...