lunes, 29 de octubre de 2012

Albóndigas con mantón de manila...

Siempre me han encantado las canciones éstas que empiezan con "¡Camarero!", de hecho, siempre recuerdo un sábado noche hace muchos años en el que jugamos a Furor (¿os acordáis de ese concurso?) contra un grupo de chicos en un bar al que íbamos a jugar al duro (¿recordáis ese juego?), estuvimos más de dos horas compitiendo a ver quién se sabía más canciones... ¡Qué tiempos aquellos! De ahí viene el nombre de este post, de una de esas canciones que, por cierto, yo me sabía gracias a mi tío Alejandro, más conocido como "Chato", hermano de mi padre que murió hace ya 7 años y que tenía un sentido del humor increíble. A él y a su familia les dedico este post.
Esta receta de albóndigas es de mi madre (¿de quién si no?). El otro día compré carne picada porque pensé que hacía mucho tiempo que no comía filetes rusos (ahora llamados mini-hamburguesas) y como me sobró un montón pensé en hacer unas ricas albóndigas en salsa, plato favorito de mis sobrinos Álex y David a los que también dedico esta receta.
 Y ya que estoy con dedicatorias, se la dedico también a mi cuñada Maria Jesús a quien le salen clavaditas a las de mi madre, a pesar de las burlas de mi hermano y mis sobrinos que dicen que no hace albóndigas sino pelotas, ja,ja... Un beso para ella.
 
ALBÓNDIGAS EN SALSA AL ESTILO DE LA YAYA LUISA
 
 
Para 2 personas: 1/4 de carne picada mixta (cerdo y ternera); PARA PREPARAR LA CARNE: 2 cucharadas de miga de pan remojada en leche y escurrida; 1 diente de ajo; perejil fresco; sal; pimienta; 1 huevo batido; 1 chorrito de tomate frito; unas gotitas de vino blanco.
PARA LA SALSA: 1/2 cebolla; 2 cucharadas de harina; 6 almendras fritas (sin sal) y peladas; azafrán en rama; perejil fresco picado; agua; 1 chorrito de tomate frito; aceite de oliva; 1 chorrito de cognac o de vino blanco.
 
Comenzamos por preparar la carne. Para ello, la ponemos en un bol, salpimentamos y removemos. Añadimos el huevo batido, la miga de pan, el ajo troceado (mejor si tenéis picador de ajos); el perejil picado y lavado, el tomate frito y el vino blanco. Removemos bien y metemos a la nevera un par de horas antes de dar forma a nuestras albóndigas (siempre tapando con film).
Pasado ese tiempo, formamos las albóndigas con las manos untadas con un poquito de aceite de oliva para que no se nos pegue la carne.
En este punto os explico. Normalmente, las albóndigas se enharinan y se fríen en abundante aceite caliente, dejándolas escurrir posteriormente sobre papel de cocina, pero yo las he hecho al horno sin enharinar, a 200º unos 15-20 minutos, la razón: eliminar el exceso de calorías (ya sabéis lo que me preocupo por la línea...).
Elaboramos la salsa. Para ello, ponemos cebolla a pochar en una cacerola con aceite, una vez transparente, añadimos la harina y removemos. Cuando esté tostada, que no quemada, añadimos el vino o cognac y dejamos que se evapore. En este punto añadimos agua (1/2 l aproximadamente) y removemos bien. Añadimos el tomate frito, removemos y dejamos cocer. Cuando hierva, añadimos las albóndigas. Mientras vuelve a llegar a ebullición, ponemos perejil, las almendras y el azafrán en el mortero, machacamos bien y desleímos con un poco de caldo de las albóndigas. Cuando hierva, añadimos la mezcla del mortero y removemos. Sacamos las albóndigas y reservamos y pasamos la salsa por la batidora (este paso es totalmente opcional). Volemos a añadir las albóndigas. Dejamos cocer todo junto unos 10-15 minutos. Servimos acompañando las albóndigas con patatas fritas. Yo, en mi afán por la línea, he sustituído éstas por patatas asadas. Si las hacéis de un día para otro, procurad hacer las patatas el día en que las vayáis a comer.
Para finalizar este post de lunes os quería hablar de la carne picada. Mi madre siempre me ha dicho que la mixta es la mejor, pues queda mucho más jugosa, sobre todo para este tipo de recetas. Niki Segnit en su libro "La Enciclopedia de los Sabores", del que ya os hablé en otro post, dice lo siguiente, cito literalmente: "En Uno de los Nuestros, Vinnie nos dice que para preparar unas albóndigas auténticas se necesitan tres tipos diferentes de carne picada...", ahí queda.
 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...