viernes, 26 de octubre de 2012

Cena rica para un viernes difícil

Hoy he tenido un día difícil. Debo reconocer que estoy mal acostumbrada y que como normalmente no tengo problemas en clase, pienso que nunca me va a pasar nada y que todo me va a ir bien en las clases, pero a veces la vida me devuelve a la realidad y me da una pequeña lección y ése ha sido el caso de hoy tras un "enfrentamiento" con un alumno. ¡Es tan desagradable! Mucha gente no se da cuenta de lo duro que es ser profesor hoy día, ni siquiera yo misma, pero os digo que realmente lo es, quizá ésa sea una de las razones por las que no tengo niños...
El caso es que hoy he acabado agotadísima, pero aún así no se me han quitado las ganas de meterme en la cocina y preparar una cena rica para compensar el esfuerzo y el "desagradable incidente".
La cena es bastante consistente, pero Sergio trabaja hoy hasta las 9 de la mañana, así que se merecía algo sano pero energético para poder aguantar toda la noche despierto. Creo que os gustará.
TAPITA: FLOR DE PIMIENTO VERDE FRITO RELLENO DE TORTILLA CON CEBOLLA Y CRUJIENTE DE JAMÓN

Por cada ración: 1 trozo de pan de molde; 1 pimiento verde pequeño; tortilla de patata;cebolla; jamón serrano; aceite; sal; pimienta.

Ponemos los pimientos a freír con sal y tapados para que no salten. Una vez fritos, les quitamos la parte superior y los despepitamos. Los rellenamos de tortilla de patata y decoramos con cebolla frita y con cruijiente de jamón serrano (poner una loncha 2 minutos al micro y dejar enfriar). Servimos sobre una rebanada de pan de molde tostado.

EL TÍPICO BOCADILLO DE TORTILLA CONVERTIDO EN PIZZA

Hoy ha traído Sergio tortilla de la que hace su padre (le ha salido de muerte), pero no me apetecía servirla así, tal cual, así que se me ha ocurrido este plato que ha resultado ser un éxito.


1 base de pizza; pimientos fritos; tortilla de patata; 1 tomate; 1/4 cebolla; sal Maldon; aceite de oliva; sal; sal de jamón.


La tapita anterior la he hecho aprovechando lo que me ha sobrado del plato principal, de ahí que se repitan los ingredientes.
Freímos los pimientos, una vez listos, los ponemos sobre papel absorbente. En el mismo aceite, freímos la cebolla y una vez lista, reservamos.
Ponemos la base de pizza con un chorrito de aceite en el horno a 220º durante 10 minutos. Una vez lista, espolvoreamos con sal Maldon, cubrimos con el tomate en rodajas, salpimentamos. Cortamos la tortilla en cuadraditos y repartimos por toda la pizza. Ponemos también los pimientos cortados en tiras. Espolvoreamos con sal de jamón, para conseguirla, ponemos el crujiente de jamón en el mortero y machacamos. Toda una delicia, os sorprenderá.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...