jueves, 18 de octubre de 2012

Jornadas de huelga

Aunque no tenga mucho que ver, quería dedicar este post a las tres jornadas de huelga de estudiantes que hemos vivido estos días. Me ha sorprendido gratamente el éxito de la huelga y me llena de energía positiva de cara al futuro. Igual soy una ilusa, pero me gusta pensar que esto es sólo el principio y que todo mejorará, creo que estamos despertando y que esto no es más que la punta del iceberg, pero hay opiniones para todo.
Para "celebrar" el éxito de la huelga estudiantil, he preparado una cena simple pero rica, con bebida incluída. Espero que os guste.
VINO BLANCO CON CREMA DE GUINDAS


Crema de Guindas, vino blanco.
 Hace más de dos semanas asisití a un curso en la librería A Punto sobre bollería hojaldrada, durante dicho curso, nos sirvieron una bebida que me estuvo la mar de buena. Al principio pensé que era un vino rosado, pero cuando pregutaron qué vino era, me quedé sorprendida, era una mezcla de vino blanco y crema de Cassis (crema de endrinas), estaba buenísimo, así que copié la idea. Como no he podido aún encontrar la crema de Cassis, decidí comprar una de gunidas de la marca Miura, que también está buenísima y que tampoco me ha decepcionado. En realidad es un truco genial para arreglar un vino blanco malillo. Os recomiendo probarlo.


FOCCACIA DE CEBOLLA Y ROMERO


Para 4 porciones: 350 grs de harina de fuerza; 200 ml de agua tibia; 1 paquete de levadura fresca; una pizca de sal; sal Maldon o sal gorda, 1 cebolla; 2 cucharadas de aceite de oliva y un poco más; romero fresco;
OTROS: papel de horno

Hoy he estrenado mi batidora-amasadora del Lidl con esta masa para foccacia y he de decir que estoy contentísima, por menos de 30 euros merece muchísimo la pena.
Para elaborar la foccacia, pan típico de Génova, comenzamos por disolver la levadura en el agua tibia. Reservamos. En el bol de la amasadora o en un bol grande si no la tenemos, ponemos la harina junto con una pizca de sal, hacemos un agujero en medio como si fuese un volcán y vamos añadiendo el agua con la levadura y el aceite poco a poco, amasamos hasta conseguir una masa que no se pegue a los dedos. Ponemos en un bol y cubrimos con un paño. Dejamos reposar  1 hora hasta que doble su volumen.
Mientras, pelamos y troceamos una cebolla en juliana. La pochamos en una sartén con un pcoo de aceite y reservamos.
 Pasado este tiempo, cubrimos la bandeja del horno con papel vegetal y extendemos la masa. Pesionamos con la yema de los dedos para darle la forma característica y regamos con un chorro de aceite de oliva, espolvoreamos con sal Maldon y romero fresco y extendemos la cebolla pochada  (si no tenemos sal Maldon, usaremos sal gorda). Dejamos reposar unos 10 minutos cubierta con un trapo de cocina y hornamos 20 minutos a 200º.

 DOS FORMAS DE COCINAR REVUELTO DE SETAS Y CHAMPIÑONES

Revuelto de hongos al queso Picón y revuelto de hongos con crujiente de jamón al aceite de albahaca




El fin de semana pasado fuimos al pueblo de mi suegra en Asturias. Como no conocíamos Gijón, decidimos ir a pasar allí la última noche. Cenamos en un buen sitio y uno de los platos que pedimos fueron setas al Cabrales. Como a Sergio le gustaron mucho, he preparado hoy una variante usando queso Picón en lugar de Cabrales. Pero como tenía muchas setas y champiñones, he preparado dos platos diferentes, teniendo en cuenta también mi obsesión por lo poco calórico y he preparado otra versión más light con aceite de albahaca y crujiente de jamón:

1 bandeja de champiñones y otra de setas; 1 trozo de queso azul (cualquiera); nata liíquida; aceite de albahaca; sal; dos dientes de ajo; Jamón serrano en lonchas.

En una sartén con un chorro de aceite, ponemos a freír los ajos cortados en láminas. Una vez dorados añadimos las setas y champiñones limpios y troceados. Dejamos cocinar hasta que reduzcan su tamaño. Salamos y reservamos.
Ponemos dos lonchas de jamón serrano en un plato y metemos al micro durante 3 minutos. Dejamos enfriar.
En un cazo, ponemos el queso azul con un buen chorro de nata, fundimos y reservamos.
Una vez listas las setas las separamos en dos platos, uno lo cubrimos con la salsa de queso y el otro lo regamos con aceite de albahaca y mezclamos con el jamón crujiente. Decoramos con unas hojas de albahaca fresca.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...