lunes, 26 de noviembre de 2012

Las patatas con costillas de mi madre

Como bien dice el título del post, la receta de hoy no es mía, sino de mi madre. Como los lunes salgo antes y ando tan ajetreada durante la semana, me gusta pasarme por su casa a comer después del trabajo. Ayer me preguntó qué podía hacer hoy de comida y yo le pregunté qué tenía para darle alguna idea, cuando mencionó las costillas adobadas en mi mente se formó una imagen bien clara, un buen plato de patatas con costillas de los que hace mi madre, cuando le comenté a Sergio la opción no lo dudó ni  un minuto. Mi madre es una cocinera excepcional y el mérito es doble, pues , como ya os he comentado alguna vez, tiene Parkinson desde hace 15 años, así que el esfuerzo que hace es considerable. Aún así no pierde las ganas de cocinar para los suyos. Es gracioso cuando vamos a comer a su casa, porque todo se le hace poco y según ella, nunca comes lo suficiente. Ya te puedes meter un plato de comida enorme que insiste en freírte un huevo o en hacerte unas "cocretas", como ella dice. Mi madre es grande en todos los sentidos, como madre, como persona, como cocinera... , ojalá algún día sea como ella.
PATATAS CON COSTILLAS
Para 4 personas: 4 patatas; costillas adobadas (1 kg); tomate natural triturado; Ajo; Cebolla; 1 Pimiento morrón, Sal; Aceite; Laurel; Pimentón dulce; Vino blanco; Cominos molidos.
En una olla con aceite caliente, doramos las costillas. Una vez doradas, las retiramos y reservamos,  añadimos la cebolla pelada y cortada en trocitos, junto con el ajo en láminas, medio bote de tomate y el pimiento rojo en cuadraditos y dejamos pochar.
Pelamos, lavamos y cortamos las patatas tronchándolas (antes de cortarlas del todo, se tronchan) y las echamos al sofrito con una hoja de laurel y rehogamos durante unos 15 minutos.
Añadimos las costillas de nuevo.
Echamos una pizca de pimentón dulce y un chorrito de vino blanco, dejamos evaporar el vino y echamos una pizca de cominos molidos, echamos agua sin que llegue a cubrir, pues es mejor tener que ir añadiendo poco a poco y dejamos cocer hasta que las patatas estén tiernas. A media cocción probamos de sal y rectificamos si fuese necesario.
Un plato casero de toda la vida que es una auténtica delicia.


3 comentarios:

  1. grACIAS POR LA RECETA, VOY A PROBAR ,AUNQUE SEGURO QUE ESTARA RIQUISIMO . UN SALUDO.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a tí! Espero que te gusten!! Un saludo para tí también!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...