miércoles, 12 de diciembre de 2012

Un Menú del Día Sencillo y Delicioso

Ya sabéis que soy defensora a ultranza de comer bien incluso los días de diario. Sé lo que estáis pensando: no tengo tiempo, llego del trabajo a las mil y agotada/o como para ponerme a cocinar... bla, bla... ¿me equivoco? Yo también soy una mujer trabajadora como vosotros, vale, no tengo niños, pero sí otras ocupaciones: la casa, italiano, el gimnasio, mis padres, algún trabajito que tengo que hacer en casa..., pero en la cocina pasa como con todo, el secreto está en organizarse bien y si se hace, hay tiempo para todo, os lo garantizo. No hay nada más satisfactorio que llegar a casa y encontrarse un rico menú esperando para ser degustado en lugar de una fría lata de lentejas (que también tiro de ellas, ojo). Os doy un ejemplo de menú de este tipo y os diré cómo me las apaño para poder disfrutarlo tal día como hoy.
CREMA DE PUERROS Y SETAS

1 bandeja de setas; 3 puerros grandes; 1 diente de ajo; leche evaporada; sal; pimienta; caldo de pollo; aceite de oliva; perejil picado para decorar.

Ponemos a pochar los puerros bien limpios y cortados en rodajas con un chorrito de aceite. En otra sartén ponemos a dorar un diente de ajo y cuando esté listo añadimos las setas bien limpias (limpiar con un paño húmedo, nunca debajo del grifo, pues absorben mucha agua y nos quedarán como esponjas) y cortar siempre con la mano en dirección del dibujo de la seta. Salteamos junto con el ajo hasta que estén tiernas, salpimentamos y mezclamos con el puerro pochado. Añadimos el caldo de pollo sin que llegue a cubrir las setas del todo y un chorrito de leche evaporada. Probamos de sal y rectificamos si fuese necesario. Pasamos por la batidora y, si fuese necesario, pasamos por el pasapurés para que nos quede una crema más fina. Servimos decorando con perejil picado.

Esta crema se hace en un santiamén, la podéis dejar hecha en un ratito que tengáis, se conserva bien hasta dos días en la nevera. Al llegar a casa sólo tenéis que calentar y servir.

ALITAS DE POLLO A LA DIÁVOLA



PARA 2 PERSONAS: 1/2 kg de alitas de pollo; 1 tacita de aceite de oliva; el zumo de un limón, salvia fresca o seca en su defecto; 3 guindillas pequeñas o 4 cayenas; 1 cebolla; 2 dientes de ajo; 1 cucharada de mantequilla; sal; pimienta negra molida.

Como no podía ser de otra manera, esta receta está elaborada con el mejor pollo de Madrid, el de Pollería Jesús, en Móstoles. Espero que a Chechu le guste esta receta que he preparado para que luego se la recomiende a sus clientes.
Limpiamos bien el pollo, lo salpimentamos bien  y lo ponemos en un bol o fuente amplia. Mezclamos el aceite, el zumo de limón, la salvia y las guindillas. Lo vertemos por encima del pollo, tapamos con film y lo dejamos marinar en la nevera unas horas. Yo lo dejé el martes para hacerlo hoy.
En el mixer de la batidora ponemos la mantequilla, la cebolla y el diente de ajo. Picamos bien y guardamos en la nevera.
Ponemos el pollo en la sartén a fuego fuerte para que quede crujiente por fuera y luego a fuego medio para que termine de hacerse. Esto podemos hacerlo mientras nos comemos la crema. Cuando esté terminado, untamos con la mezcla de mantequilla y cebolla por ambas caras y dejamos unos minutos más en la parrilla. Servimos bien caliente.
Una receta de pollo fuertecilla, porque es picante, de ahí el nombre, pero muy, muy rica. Animáos a probarlo.
Podéis utilizar cualquier parte del pollo, yo usé alitas, pero podéis hacerlo con pollo troceado, pechugas, contramuslos, muslitos... a vuestra elección. También las podéis hacer en el horno, pero tarda un pelín más aunque el toque que le da el horno es impresionante. En este caso horneádlas a 200º unos 15-20 minutos y ponedle la mezcla de mantequilla cinco minutos antes de que terminen de hacerse.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...