martes, 1 de enero de 2013

Carpaccio di Polpo (Polpo Imbottigliato)

¡Feliz 2013!
Empiezo el año con una receta muy especial que preparé para la cena de ayer. Llevaba tiempo con ganas de hacerla, pues el carpaccio es uno de mis platos favoritos, sea de lo que sea, y éste en particular me encanta. Es algo laborioso de preparar, pero el resultado es super vistoso y diferente a todo lo demás. ¡Espero que os guste!.
 
CARPACCIO DE PULPO (PULPO EMBOTELLADO)
 
Siento no haber hecho más fotos, pero ya sabéis lo que son las celebraciones familiares. Si la hago en otra ocasión, que la haré, pondré un "paso a paso", prometido.
 
 
1 pulpo sin cocer; 2 ramas de apio; 1 zanahoria; 1 cebolla; 4 hojas de laurel; 6 bayas de enebro (opcional); pimienta negra en grano; sal; 2 cucharadas de vinagre de vino tinto.
PARA EL ALIÑO: Zumo de limón; aceite de oliva virgen extra; 1 diente de ajo; perejil.
OTROS: 1 botella de plástico (mejor de agua) de las de 1 l.
 
Había visto varias recetas de Carpaccio de Pulpo, pero me quedé con la de Giallozafferano, una web italiana de recetas en vídeo muy completa que os recomiendo.
 
En primer lugar limpiaremos el pulpo, para ello, le quitamos los ojos (¡suena cruel!) y el diente, que está dentro del agujerito que hay justo en el centro del pulpo. Una vez que quitamos los ojos, es fácil sacarlo. Lo lavamos bien bajo el grifo.
En una olla grande, ponemos el apio, la cebolla, la zanahoria, las bayas de enebro, el laurel, la pimienta, el vinagre y un poquito de sal y dejamos cocer. En ese momento, debemos "asustar" al pulpo, para ello, tenemos que introducir solamente las patas o hasta la mitad de las mismas, unas 5 ó 6 veces, hasta que éstas se empiecen a rizar. Hecha esta operación, metemos el pulpo en el agua y dejamos cocer 60 minutos por cada kg de pulpo, yo lo tuve 90 minutos, pues pesaba  casi 1.5 kgs.
Mientras tanto, preparamos la botella de plástico. Cortamos la parte superior, aproximadamente por la mitad y agujereamos la parte inferior con ayuda de unas tijeras o un cuchillo.
Una vez cocido el pulpo lo sacamos (el caldo lo tiramos) y dejamos templar para poder manipularlo. Una vez templado, le quitamos la bolsa y la deshechamos y cortamos el pulpo en cuatro partes iguales. Hecho esto, comenzamos a introducirlo en la botella (pondremos un plato debajo de la misma) siempre procurando que las patas queden hacia el centro para que al cortarlo quede más bonito. Según vamos metiendo el pulpo vamos presionando con fuerza (yo lo hice con el puño), y repetimos la operación hasta que tengamos todo el pulpo dentro. Según vayamos presionando, irá saliendo líquido, debemos procurar que escurra bien. Una vez que nos haya quedado compacto, cerramos la botella, para ello, hacemos cuatro cortes en vertical y vamos doblando las pestañas hacia dentro. Cuando esté bien cerrada (siempre presionando con fuerza) envolvemos con papel film de tal manera que haga presión y metemos en la nevera con un peso encima durante al menos 6 horas (mejor un día entero).
Pasado este tiempo, sacamos el pulpo de la botella, nos debe quedar con la forma de ésta y cortamos con ayuda de una cortadora de fiambre o un cuchillo muy bien afilado, en lonchas lo más finas posibles.
Para aliñarlo, mezclamos el zumo de limón con el aceite de oliva. Picamos un diente de ajo y el perejil y lo repartimos por encima regando con el aliño.
Servimos a temperatura ambiente.
Una forma diferente de comer pulpo. Lo podéis servir también con patata cocida y aliñarlo igual que el pulpo a la gallega.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...