domingo, 20 de enero de 2013

Menú especial de domingo

Los que me conocéis y seguís por Facebook sabéis que odio los lunes con toda mi alma. Mi sentimiento hacia el domingo no es mucho mejor. Para mí es un día, digamos, angustioso (aunque exagero un poco), pues pensar que se acaba el fin de semana y que me queda toda la semana por delante para el siguiente me pone muy nerviosa. Por este mismo motivo, los domingos me recluyo en casa y hago como los futbolistas antes de los partidos: me concentro para no malgastar energías. Aunque en realidad paro poco, pues suelo dedicar el día a preparar comida para toda la semana y, si está Sergio, a elaborar un menú especial. Hoy se ha dado el caso y he preparado un menú con mucho amor y mucho mimo que ha quedado la mar de bueno. A ver qué os parece.
ENTRANTE: ROLLITO DE BRICK AROMATIZADO AL PESTO RELLENO DE VERDURAS Y LOMO DE ORZA


Para dos rollitos: 2 láminas de pasta Brick aromatizadas; 1 trocito de puerro; 1 cucharada de champiñones de lata; 4 lonchas de lomo de orza; 1 loncha de queso Cheddar; 1 huevo batido; sal; pimienta negra; aceite de oliva.

El otro día ví en Makro láminas de pasta brick aromatizadas, éstas concretamente al pesto y otras rojas de tomate y albahaca. Me puse como loca y, claro está, me las llevé.
Para preparar este plato he elegido las de pesto y es increíble el sabor que dejan, parece mentira. Si las encontráis os animo a probarlas.
He aprovechado cosas sueltas que tenía por la nevera para rellenarlas (ya sabéis que no tiro nada), pero podéis rellenarlas de lo que más os apetezca.
Pelamos y lavamos el puerro y lo cortamos en juliana. Lo ponemos a pochar en una sartén con un poquito de aceite, añadimos los champiñones bien escurridos y salteamos y cuando ya casi esté el puerro, añadimos el huevo. Cuando éste haya cuajado retiramos y dejamos escurrir y enfriar. Troceamos el queso y el lomo de orza y mezclamos con la preparación anterior una vez fría. Rellenamos los rollitos y cerramos atando con hilo de cocina (podéis simplemente pegarlos con clara de huevo). Horneamos a 200º  de 5 a 7 minutos, cuando veáis que empiezan a dorarse.
Podéis también servirlos con alguna salsa si os apetece.

PRIMER PLATO: CREMA DE CHIRIVÍAS

No es frecuente encontrar Chirivías (ojo, no "chirivitas"). Yo las había probado en Reino Unido, las hacían bastante en el hotel donde trabajaba, pero aquí jamás las había visto, hasta que el otro día en Makro las encontré (Makro es genial para este tipo de cosas) y las he utilizado para preparar esta deliciosa crema. Éste es el aspecto que tienen:



 Para dos personas: 4 chirivías grandes; 1 patata grande; media cebolla; aceite; caldo de pollo; leche desnatada; sal; pimienta negra.

 

Pelamos y cortamos la cebolla en brunoise (cuadraditos pequeños) y la ponemos a pochar en una cacerola con aceite. Una vez transparente añadimos las chirivías peladas y cortadas en rodajas. Rehogamos un par de minutos y añadimos la patata pelada también en rodajas. Rehogamos otro par de minutos y añadimos el caldo de pollo y la leche de tal manera que lo cubra pero no en exceso. Salpimentamos al gusto y dejamos cocer a fuego medio 20 minutos.
Pasado este tiempo pasamos el contenido de la cacerola al vaso de la batidora y batimos bien hasta obtener una crema suave.
Tiene un sabor un tanto peculiar, con lo que es normal que no guste a todo el mundo. A mí particularmente me recuerda mucho al jengibre o al regaliz pero está deliciosa y os animo a  probarla si tenéis ocasión de encontrarlas.

PLATO PRINCIPAL: POLLO AL ROMERO

Esta receta la he hecho muchas ocasiones y es que me encanta. Es sencilla pero deliciosa y el pollo queda espectacular.




Para dos personas: 2 cuartos de pollo (por supuesto, de Pollería Jesús); 2 dientes de ajo; 3 ramas de romero fresco; sal; pmienta; vinagre balsámico de Módena (en spray de Lidl); aceite de oliva; caldo de pollo.


Limpiamos bien el pollo y lo colocamos en una fuente de horno. Colocamos un diente de ajo en cada cuarto debajo de la piel. Salpimentamos bien y rociamos con vinagre de Módena. Metemos también una ramita de romero bien lavada ente la piel y la carne y ponemos otra encima. Regamos con aceite de oliva y un chorrito de caldo de pollo. Metemos al horno precalentado a 200º y cocinamos durante 35-40 minutos. Pasados unos 15 minutos regamos con otro poquito de caldo y vamos abriendo el horno de vez en cuando para regar el pollo con su jugo.
Servimos con su salsa y unas ramitas de romero.
Yo no le he puesto guarnición porque no nos la íbamos a comer, pero unas patatas asadas bien crujientes le van fenomenal.
Si os gusta el olor del romero, os encantará el aroma que deja en la cocina.

Y DE POSTRE: LECHE FRITA

Cuando era pequeña era super golosa, ahora ya no lo soy en absoluto. Soy de las que se inclinan más por un buen plato de jamón del bueno que por un dulce, pero entonces era todo lo contrario. Mi madre hacía mucho leche frita y era algo que me volvía loca. Desde que era pequeña no he vuelto a probarla y no sé cómo recordé este delicioso postre y me pareció el momento ideal para prepararlo. Yo tan sólo lo he probado (no quiero volver a ser esa niña regordita), ha sido Sergio el que ha degustado el trozo completo. Una delicia y la mar de sencilla.



5 cucharadas de Maicena; 5 cucharadas de azúcar; 750 ml de leche entera; 1 cáscara de limón; 25 grs de mantequilla; pan rallado; 2 huevos; azúcar y canela para espolvorear; aceite de girasol.

Ponemos parte de la leche en un bol y disolvemos en él la Maicena. La otra parte de la leche la ponemos en un cazo al fuego junto con el azúcar, la mantequilla y la piel de limón. Cuando rompa a hervir añadimos la leche con la Maicena y removemos constantemente durante cinco minutos hasta que se cree una masa resistente. Vertemos sobre el molde que hayamos elegido y dejamos enfriar durante dos horas aproximadamente. Pasado este tiempo desmoldamos sobre papel de horno y cortamos en cuadraditos. Los pasamos por huevo batido y pan rallado y freímos en abundante aceite caliente a fuego fuerte con cuidado de que no se queme. Escurrimos sobre papel absorbente y espolvoreamos con azúcar y canela.

EL VINO

Hemos elegido un Cune, con D.O Rioja. Un vino que nunca falla y con una exclente relación calidad-precio, menos de 5 euros la botella.
En esta ocasión yo sólo he dado un sorbito al vino, puesto que aún sigo malita y con tanta medicina no puedo casi ni olerlo.



Y este ha sido nuestro menú de hoy, que me ha costado más que nunca dado mi estado. ¡Feliz domingo!

2 comentarios:

  1. Hola Vanesa! Soy Cruz y que sorpresa al entrar en tu cocina, todo un menu para domingo con postre y todo, simplemente maravilloso, despues de rico que tiene que estar todo. Seguire tus menus más frecuentemente ya que me he instalado aqui. Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola Cruz!! Muchísimas gracias por tus palabras!! Gracias por seguirme!! Un besazo!!! :)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...