miércoles, 6 de marzo de 2013

Hamburguesa gourmet para cenar

Llevo una temporada de terrible agotamiento. El trabajo me tiene completamente absorbida y apenas me deja tiempo para meterme a cocinar, más que nada porque llego a casa tan hecha polvo que no puedo hacer nada más que sentarme en el sofá a vegetar. Hoy he conseguido salir de mi estado "vegetativo" y preparar algo rico y diferente para cenar como siempre utilizando las cosillas que tenía por la nevera con el objetivo de aprovecharlo todo y no tirar nada.
Me ha quedado una hamburguesa espectacular, Sergio no ha dejado ni las migas.
 
HAMBURGUESA GOURMET
 
Las hamburguesas tienen una fama terrible por ser incluídas dentro del término "Junk Food" (comida basura) pero me parece una denominación injusta, al igual que me sucede con la pizza. Creo que si uno prepara sus hamburguesas en casa con carne de calidad y buenos ingredientes, lo que puede ser una bomba calórica se convierte en un alimento de lo más completo que gusta a grandes y pequeños. Todo es bueno en su justa medida, ¿no os parece?.
 
Para 1 hamburguesa: 150 grs de carne picada mixta (ternera y cerdo); 1 huevo;1 cucharada de pan rallado; sal; pereil fresco picado (1 cucharadita); 6 hojas de albahaca fresca picadas; 1 diente de ajo; 1 chorrito de cognac; 1 cucharada de tomate frito La Gergaleña;pan ralldo crujiente (marca Santa Rita); mezclum de lechugas; tomate en rodajas; 1 cucharada de mayonesa; 1 cucharada de mostaza antigua; 1 cebolleta; 2 lonchas de mortadela de Bologna; 1 trocito de mozzarella fresca; aceite de oliva.
 
Comenzamos por preparar la carne para la hamburguesa, para ello mezclamos la carne con el huevo, la sal, el perejil y la albahaca lavados y picados, el ajo picado fino (con ayuda de un prensa ajos mucho mejor); el cognac; el pan rallado y una cucharada de tomate frito, yo he usado el de La Gergaleña que me encanta, como todos sus productos:
 
 
Mezclamos bien y dejamos reposar unos 20 minutos en la nevera. Pasado este tiempo, le damos forma a nuestra hamburguesa y la pasamos por los trocitos de pan crujiente (le dan un toque increíble), yo he usado estos de la marca Santa Rita, son excelentes y se encuentran en cualquier gran superficie:
 
Freímos nuestra hamburguesa en una sartén con una cucharada y media de aceite de oliva. Empezamos con el fuego fuerte y cuando esté tostada por ambos lados bajamos a fuego medio para que termine de hacerse por dentro sin quemarse.
Tostamos el pan de hamburguesa.
Ponemos la cebolleta cortada muy fina a pochar.
Mezclamos la mayonesa con la mostaza y untamos la base del pan con esta mezcla. Cubrimos con unas rodajas de tomate, las salamos, ponemos el mezclum de lechugas por encima. Encima del mezclum ponemos la cebolleta pochada y sobre ésta ponemos la mozzarella fresca.
Ponemos las lonchas de mortadela en la sartén y las freímos en el aceite de la cebolleta. Colocamos la hamburguesa y sobre ella ponemos la mortdella. Cubrimos con el pan y servimos acompañando con patatas fritas de bolsa. (si tenéis tiempo, mejor naturales).
Lo mejor de la hamburguesa: el toque crujiente del rebozado y el sabor de la mortadela, increíble.
 
 
 
 

 


4 comentarios:

  1. Pero qué deliciosa hamburguesa guapa, se me hace la boca agua!
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. ¡De nuevo nos dejas con la boca abierta!
    Muchas gracias por contar con nosotros para tus recetas.
    Saludos desde Almería.

    ResponderEliminar
  3. La próxima hazla de pollo... y yo quiero probar ese tomate frito! tiene una pintaza...

    ResponderEliminar
  4. El tomate está buenísimo! Gracias a todos! La próxima de pollo!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...