domingo, 9 de junio de 2013

Tarta de Chocolate Blanco

Ayer celebró su cumpleaños Rufino, no sé si os he hablado de él alguna vez. Rufino es un gran amigo y compañero de profesión. Es profesor de filosofía, aunque desde hace unos años, precisamente eso es lo que NO enseña. No sé si estaréis muy enterados de cómo va el tema educativo en España, pero si estáis un poco al día sabréis que la filosofía ha sido, y es, de las asignaturas más castigadas por las constantes reformas. 
Actualmente, con la nueva ley Wert, está condenada a desaparecer. Me hierve la sangre cuando pienso que van a mantener la asignatura de religión y en cambio van a quitar una materia tan importante como es la filosofía. Desde mi punto de vista, y con todos los respetos hacia la gente creyente, creo que la religión no debería impartirse en las escuelas públicas, para eso están las parroquias y las propias familias. En cambio, la filosofía me parece algo esencial, porque es una materia que nos ayuda a madurar y sobre todo a pensar, algo a lo que no estamos acostumbrados y que cada vez nos costará más hacer. Hoy día la educación es algo muy guiado y el alumno no tiene libertad para pensar por sí mismo,  es gracias a asignaturas como esta, cuando se le da la oportunidad de reflexionar, de pensar en abstracto, de hacer un análisis más profundo de las cosas y lo que es esencial a mi parecer, de OPINAR por sí mismo. Pero claro, eso no interesa, ahí lo dejo.
Luego está el lado del profesor. Afortunados aquellos profesores de filosofía que enseñan filosofía. Tal y como está el panorama una plaza completa de esta asignatura es algo muy difícil de encontrar. Como no hay horas para todos, lo que hacen es ponerlos a dar asignaturas afines: lengua, historia, refuerzos de lengua... Y os puedo decir que no hay nada más duro que dar una materia que no es la tuya, no porque no te guste sino porque, si eres un buen profesor, eres consciente de que lo que les estás enseñando no es lo tuyo y los alumnos no reciben una educación de calidad, por muy bien que intentes hacerlo o por muy capaz que seas de ello. Pero qué importa la filosofía, qué importan los profesores, qué importan los alumnos: NADA.
Este post se lo dedico a Rufino y a todos los que como él luchan cada día por defender el conocimiento, el amor por la sabiduría, que es lo que significa literalmente la palabra "filosofía".

El caso es que para celebrar el cumple de Rufino le preparé una tarta de chocolate blanco que sé que le encanta. Era la primera vez que la hacía y tenía miedo de que fuese demasiado empalagosa, pero quedó realmente buena, sobre todo de textura. Es cierto que, al ser un sabor muy potente y dulce, hay que servir raciones pequeñas, pero no llega a cansar como otras tartas. Si sois golosos, os volverá locos.

TARTA DE CHOCOLATE BLANCO

PARA LA MASA: 200 grs de chocolate blanco Nestlé postres; 150 grs de azúcar; 200 grs de mantequilla; 5 huevos; 1 cucharada de harina; 1 cucharadita de café soluble (le da un sabor estupendo); 1 pizca de sal.
PARA LA COBERTURA: 150 grs de chocolate blanco; 50 grs de mantequilla; 30 grs de nata; 1 cucharada de miel.
PARA DECORAR: Lascas de chocolate blanco (Lidl)


Ponemos el chocolate troceado con la mantequilla en trocitos en un bol y lo metemos al microondas unos dos minutos (parándolo de vez en cuando para evitar que se queme) hasta que se funda. 
Añadimos los huevos de uno en uno, la harina, el azúcar y el café y batimos hasta obtener una masa fina y homogénea. Vertemos sobre un molde forrado con papel vegetal y horneamos a 160º durante 35 minutos. Si lo pincháis para ver si está listo, veréis que el palito sale manchado, no pasa nada, sacadla del horno aún así. Dejamos enfriar y desmoldamos.
Elaboramos la cobertura poniendo el chocolate, la mantequilla, la nata y la miel en un bol y metiéndolo al micro otros dos minutos. Vertemos sobre la tarta extendiéndolo con la ayuda de una espátula de cocina. Antes de que se enfríe el chocolate decoramos con lascas de chocolate blanco, las podéis encontrar en Lidl fácilmente. 
Metemos en la nevera para que el chocolate se ponga duro aproximadamente una hora como mínimo antes de servir.
La foto que os pongo no es gran cosa, no tengo fotos de ella partida, no me parecía muy apropiado ponerme a hacer fotos de mi tarta en la fiesta, pero creo que esta os servirá para haceros una idea:


¡Feliz Domingo!

5 comentarios:

  1. Comparto tu opinión que no podías expresar mejor, mi solidaridad a Rufino y a todos los profes de filosofía, seguro que ayer le endulzaste la tarde :)

    ResponderEliminar
  2. Gracias Javi! Eso seguro! ja, ja... Muakkks.

    ResponderEliminar
  3. ¡Enhorabuena por la tarta y ánimo a Rufino, a tí y a quienes pretendemos, desde nuestra pequeña parcela, que la educación pública y de calidad no desaparezca de nuestra sociedad!

    ResponderEliminar
  4. Mi querida profesora, como profesional del gremio me sumo a ésa reivindicación de la cultura por el pensamiento y por la libertad de los alumnos.
    Como colega cocinillas, me quito el sombrero y se me hace la boca agua.

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. no sé donde irá a parar la educación en este país, todo un tanto triste y que mejor que un poste como este para endulzar los ánimos.

    yo también utilizo el chocolate blanco de nestlé postres en mis recetas. y si queréis un toque aún más de calidad, os recomiendo el chocolate blanco de díselo con chocolate, también de nestlé.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...