viernes, 16 de agosto de 2013

Mejillones en Escabeche (Receta de Martín Berasategui)


Me encanta Martín Berasategui, es uno de mis cocineros favoritos. Lo sigo desde hace muchísimo y he hecho muchas de sus recetas y son todas increíbles. 
Pero lo que más me gusta de él es su naturalidad. Si echáis un vistazo a cualquiera de sus libros veréis que no tienen nada que ver con la mayoría de las publicaciones de los demás chefs de renombre. Son libros de cocina sencilla al alcance de cualquiera y es que, qué queréis que os diga, a mí me gusta mucho la cocina creativa y creo que se hacen verdaderas maravillas, pero no me parece que ciertas cosas se puedan hacer en casa, o bien porque se necesita instrumental profesional o bien porque se usan ingredientes que no se encuentran en Mercadona precisamente... En cambio los de Berasategui son libros de cocina casera (la base de todas las cocinas en mi opinión) con el toque especial de este gran cocinero que puede convertir un plato de lo más sencillo como éste, en una auténtica delicia.
De verdad que os animo a hacer esta receta, os encantará, y si tenéis invitados aprovechad y sacadles una cervecita con uno de estos mejillones, triunfaréis.

MEJILLONES EN ESCABECHE CON VINAGRE DE SIDRA MAILLE
RECETA DE MARTÍN BERASATEGUI

1 paquete de mejillones frescos (yo usé unos que se venden envasados en Alcampo (no en la pescadería)  y que recomiendan en el blog Mercado Calabajío, son excelentes); 10 cucharadas de vino blanco de calidad; 1 cebolleta grande; 3 dientes de ajo enteros; 1 hoja de laurel; aceite de oliva; pimienta blanca en grano; 1 cucharadita de pimentón dulce; una pizca de pimentón picante; 125 ml de vinagre de sidra Maille; otras 6 cucharadas de vino blanco de calidad; sal.


Para que os sea más fácil, os voy a explicar la receta por pasos, porque puede ser un poco liosa:
1. Poner aceite a calentar en una cazuela (unas 4 cucharadas).
2. Troceamos la cebolleta y pelamos los ajos dejándolos enteros.
3. Cuando el aceite esté caliente, añadimos la cebolleta, los ajos, el laurel y la pimienta. Bajamos el fuego y cocinamos todo junto unos 10 minutos.
4. Mientras, cocinamos los mejillones que habremos limpiado bien previamente de pelitos. Para ello, los añadimos a una cacerola, con las 10 cucharadas de vino blanco. Tapamos y dejamos que se abran. Una vez abiertos, retiramos y dejamos enfriar.
5. Sacamos los mejillones de su concha limpiándolos bien por dentro de pelitos que puedan tener.
6. Colamos el jugo de los mejillones y se lo añadimos a la cacerola donde hemos pochado la cebolleta con los ajos y dejamos reducir unos minutos.
7. Añadimos los dos pimentones, removemos bien y añadimos el resto del aceite, el vinagre de sidra y el resto del vino.
8. Cuando rompa a hervir, cocinamos ocho minutos a fuego suave y apagamos. Dejamos templar y añadimos los mejillones.
9. Dejamos reposar mínimo 12 horas antes de servir.

Están buenísimos y la salsa...OMG! (Oh My God!)... ya podéis preparar pan, no podréis resistiros a mojar un trocito en ella...
Y ya con unas patatitas y una cerveza bien fresquita, triunfamos. No hacen falta grandes cosas para disfrutar de la vida, ¿verdad?.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...