Tagliatelle a la Naranja


TAGLIATELLE FRESCOS A LA NARANJA

Para 2 personas:
200 grs de pasta fresca larga (yo he usado tagliatelle); la piel de media naranja; 
100 ml de nata para cocinar o leche evaporada si estáis a dieta; queso Parmesano rallado al gusto;
 2 yemas de huevo; sal; pimienta blanca (mejor si es recién molida);
 sal gorda; 1 cucharada de mantequilla.





Aunque os pongo pasta fresca, la pasta la hice yo misma con mi maravillosa Thermomix, pero no os voy a volver locos diciendo cómo se hace la pasta, entiendo que es mucho más sencillo comprarla y más habiendo marcas excelentes en el mercado como Barilla o Giovanni Rana, por ejemplo.

En primer lugar elaboramos la salsa. La pasta es mejor cocerla en el último minuto para que esté recién hecha y al ser fresca, tardará poquísimo. Comenzamos cortando la piel de naranja, previamente lavada, con ayuda de un pelapatatas e intentando no coger la parte blanca que es muy amarga. Con media naranja será suficiente. Troceamos ahora la piel en bastoncitos y la ponemos a dorar en una sartén con mantequilla. Una vez dorada, retiramos y reservamos.


En un bol mezclamos la nata o la leche evaporada (o mitad y mitad) con las yemas de huevo, el queso Parmesano, la sal y la pimienta. Mezclamos bien y le añadimos parte de la naranja. Reservamos.

Ponemos a cocer la pasta en abundante agua con sal gorda. Nada de aceite, al menos eso dicen los italianos y ellos saben de pasta. Como es pasta fresca, y le vamos a añadir la salsa, con dos minutos será suficiente. Escurrimos, reservando algo de agua de cocción por si se nos quedara muy seca. Mientras se escurre, ponemos la salsa en la cacerola donde hemos cocido la pasta y dejamos templar. Añadimos los tagliatelle y removemos bien con cuidado de que no se nos cuaje el huevo, para ello, no hay que dejar de remover, como en la pasta a la carbonara. Esta operación debe llevarnos poco tiempo, medio minuto como máximo o se nos pasará la pasta.
Servimos decorando con unas tiras de naranja, perejil picado y queso rallado.









H

Comentarios

  1. Jajajajaja me encanta la operación "a la mierda el bikini" en fin... que grandes verdades. En casa no me gustan estas celebraciones, me parece del género tonto que tenga que esperar a que elcoringles me diga lo que me tengo que gastar, en qué y cuando.

    Cumplo con ellas por tradición familiar y porque vivo lejos de toda mi familia, para mí es un reencuentro, pero podría cenar una sopa de pollo en nochebuena tan tranquilamente, y cuando queramos y podamos hacer algo especial... pues ya se hará! Si para mí no hay nada más especial que mi padre asando sardinas en el patio, y mi madre y sus albóndigas de toda la vida.

    ResponderEliminar
  2. Me mandaron un Whatsapp y me encantó el nombre, ja, ja... Es divertido! Tienes toda la razón, Ana. Lógicamente cuando vives lejos las cosas adquieren otro significado, pero lo bonito es reencontrarte con los tuyos, no lo que comas o lo que regales. Sin duda, momentos como los que describes son los más especiales. Un besazo y felices fiestas!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares