viernes, 17 de enero de 2014

Menú Vuelta a la Realidad

Desde que comencé mi aventura bloguera, nunca había tardado tanto en publicar un post pero es que a veces se nos complica la vida de tal manera que se hace imposible seguir haciendo esas pequeñas cosas que tanto nos gustan. A pesar de ello he intentado sacar tiempo y ganas para poder publicar el primer post del 2014. 
Sé que muchos de vosotros estaréis como locos buscando recetas bajas en calorías para contrarrestar los excesos navideños, no es mi caso, de hecho, creo que como menos en fiestas que el resto del año y es que el otro día comentaba con una compañera que no soy muy buena comedora, a pesar de lo mucho que me gusta cocinar, pero nadie es perfecto, ¿no?. El lado positivo de todo esto es que no me tengo que preocupar por esos kilitos de más, para mí la operación bikini no es un problema, ja, ja...
Aún así he querido estrenar la temporada bloguera con un menú sano pero no especialmente bajo en calorías, que siempre podréis combinar a vuestro antojo con otros platos más ligeros o convertirlos en platos únicos acompañándolos con una ensalada verde o alguna guarnición poco calórica. Espero que os guste. Aunque tarde, ¡Feliz 2014!.
GNOCCHI DE ESPINACAS CON SALSA DE QUESO LA PERAL

Para la masa: 
2 personas:
350 grs de patatas (mejor si son harinosas); 100 grs de harina; 200 grs de espinacas cocidas; sal
Para la salsa:
100 grs de queso "La Peral"; 100 ml de leche evaporada; sal; pimienta blanca.


Para preparar los gnocchi comenzamos por poner a cocer las patatas enteras en una olla con abundante agua y sal. Cocemos también las espinacas, para ello las ponemos en una cacerola con agua y sal y las dejamos diez minutos aproximadamente. Una vez cocidas, dejamos enfriar y escurrimos bien para sacarles el exceso de agua (si es necesario, usaremos papel de cocina para secarlas bien). 
Una vez cocidas las patatas, las escurrimos y dejamos que se enfríen.
Mientras se enfrían las patatas preparamos la salsa poniendo en una cacerola no muy profunda el queso azul, la leche evaporada, la sal y la pimienta, lo ponemos al fuego y removemos constantemente hasta que se disuelva y se mezcle todo completamente. Reservamos.
Cuando las patatas estén listas, las pelamos y troceamos. Aplastamos bien y mezclamos con las espinacas. Añadimos la harina y la sal y amasamos hasta obtener una masa homogénea y bien integrada (unos veinte minutos aproximadamente). Sabréis que la masa está lista porque dejarán de verse trocitos de espinacas y la masa se volverá verdosa. 
Cogemos trocitos de masa, hacemos bolitas y a la vez, hacemos "culebrillas" de masa ni demasiado finas, ni demasiado gruesas, como de un centímetro de diámetro más o menos. Cortamos en trocitos de un centímetro aproximadamente y reservamos. Repetimos la operación con el resto de la masa.
Ponemos agua en una cacerola y una pizca de sal y cuando rompa a hervir añadimos los gnocchi. Dejamos cocer hasta que suban a la superficie, eso quiere decir que están listos. Sacamos con ayuda de una espumadera y los añadimos a la cacerola con la salsa. Mezclamos bien durante un minuto aproximadamente y servimos.



RODABALLO A LA SICILIANA

Para 2 personas:
2 filetes de rodaballo (o de cualquier otro pescado blanco); 1 puñado de hojas de albahaca fresca; el zumo de una lima; aceite de oliva al gusto; sal; pimienta negra; 10 aceitunas negras sin hueso; 1 cucharadita de alcaparras; 1 tomate pera o unos 10 tomatitos cherry; 4 filetes de anchoa; 2 cucharadas de pan rallado;



Lavamos bien los filetes de pescado y secamos con papel absorbente. Salpimentamos y los ponemos a marinar con un buen chorro de aceite, el zumo de una lima, y  unas diez hojas de albahaca fresca picadas. Los tendremos así una media hora, dándoles la vuelta a mitad del proceso (si los tenemos más tiempo, mejor). 


En el mixer de la batidora ponemos las aceitunas negras, el tomate lavado, pelado y sin el duro pedúnculo, las alcaparras, las anchoas troceadas y otras diez hojas de albahaca aproximadamente, añadimos aceite de oliva al gusto, sal y pimienta y trituramos hasta obtener una mezcla similar a la de la foto:


Una vez listo, sacamos el pescado de la marinada y ponemos en una fuente de horno y lo cubrimos con la mezcla anterior. Espolvoreamos con el pan rallado y horneamos a 200º durante 15-20 minutos.




La receta original se hace con pez espada, pero queda deliciosa con cualquier pescado blanco. Es fácil, sencilla y económica, ¿qué más se puede pedir?

¡Feliz fin de semana!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...