domingo, 14 de septiembre de 2014

Risotto de Pollo con Boletus y Salvia

Es increíble lo que cuesta volver a la rutina, pero también es sorprendente lo rápido que se le olvidan a uno las vacaciones nada más poner un pie en el trabajo, es como si todo hubiese sido un sueño y a veces hasta dudas si pasó de verdad, menos mal que ahí están las fotos para dar fé de que todo fue real, sólo que lo bueno dura poco, como el risotto que he preparado hoy para inaugurar la temporada culinaria 2014-2015 y cuya receta os dejo a continuación.

RISOTTO DE POLLO CON BOLETUS Y SALVIA


Ingredientes para 2 personas:
150 grs de arroz Arborio 
50 grs de boletus deshidratados
100 grs de pollo deshuesado (yo usé contramuslo)
1 cebolla fresca pequeña
1 chorro de vino blanco seco
1 l de caldo de pollo
Agua; Sal; Aceite de oliva
30 grs de queso Grana Padano Rallado
6 hojas de salvia fresca

Hace unos días leí en un libro de Niki Segnit, La Enciclopedia de los Sabores, que el pollo combina perfectamente con el sabor de la salvia y hoy he querido probarlo con esta receta. Debo decir que es cierto, pero hay que tener cuidado con no pasarse con esta aromática ya que tiene un sabor muy intenso. Advierto también que tiene una textura peculiar, sus hojas son algo gruesas y aterciopeladas y puede que no le gusten a todo el mundo, así que os recomiendo no usarla si no estáis seguros y sustituirla por tomillo o romero, que también van fenomenal con el pollo.

Salvia
Comenzamos a preparar el risotto poniendo los boletus a hidratar en agua caliente durante 30 minutos aproximadamente. Pasado este tiempo, colamos el agua y la reservamos. Ponemos los boletus en un bol hasta el momento de ser utilizados.


Ponemos el caldo de pollo a calentar y también el agua de los boletus. 

Limpiamos y troceamos la cebolla muy, muy pequeñita, tanto como para que no se note en la boca mientras comemos el risotto.


Echamos aceite en una cacerola y cuando esté caliente, añadimos la cebolla, salamos y dejamos pochar a fuego medio. Cuando esté a mitad del proceso, añadimos un chorro de vino y subimos el fuego para que evapore. 
Mientras tanto, troceamos el pollo que habremos limpiado previamente, salpimentamos y lo añadimos a la cacerola una vez que se haya evaporado el vino. Rehogamos durante cinco minutos hasta que el pollo se haya dorado.


Pasados los cinco minutos, añadimos el arroz, salamos y rehogamos durante un par de minutos sin dejar de remover.

Añadimos el agua de los boletus y cuando se consuma, iremos añadiendo el caldo de pollo poco a poco, según nos lo vaya pidiendo el arroz y cocemos durante 20 minutos removiendo de cuando en cuando para conseguir la textura cremosa del risotto. Cuando falten cinco minutos para que esté listo, añadimos el queso rallado y removemos bien para mantecar el arroz, y en el último minuto, añadimos los boletus troceados.


Servimos el risotto con trocitos de salvia fresca bien lavada y troceada con la mano para que conserve todo su aroma.




¡Espero que os haya gustado!
¡Feliz Semana!

2 comentarios:

  1. Como se pasan... de un año a otro año, parece que nunca estuvimos en aquella playa, que no cenamos bajo las palmeras... es verdad!
    Me gusta mucho el puntito de la salvia, tan arrinconada ella en nuestras cocinas, y tan rica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves..., pero habrá que esperar a las próximas! Tienes razón con lo de la salvia, de hecho, es tan difícil de encontrar, creo que con las lentejas va fenomenal, ya lo probaré!!!
      Un besazo Ana, y buena vuelta a la realidad!! ;-)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...