sábado, 20 de diciembre de 2014

Pasta con Tomate Improvisada

Mis circunstancias vitales han hecho que estos últimos meses me haya alejado un poco de los fogones. Para cocinar hay que tener la mente muy despejada y en estos momentos no pensar en ciertas cosas es algo que me resulta prácticamente imposible. Dado que hay gente que echa de menos mis publicaciones y que hace poco que mis alumnos del grado de informática han descubierto mi blog, empiezo a animarme a entrar en la cocina de nuevo. Gracias a todos ellos estoy recuperando las ganas de volver a ser la "teacherinthekitchen" de siempre. Como esto no es algo que suceda de la noche a la mañana, he elegido una receta muy facilita para volver a la blogosfera culinaria, un plato de pasta que le estaba preparando a Sergio para llevarse al trabajo que me ha quedado taaaaaan rico, que se merecía ser el protagonista de mi retorno. Espero que os guste.

PASTA CON TOMATE IMPROVISADA

Cantidades por persona:
100 grs de pasta corta seca (macarrones, hélices, penne rigatti...);
1 trocito de chorizo picante; 1/2 cebolla morada; 1/2 pimiento verde;
Tomate frito; Vino blanco; Leche evaporada; 
Sal gorda; Aceite de oliva; Queso Curado Rallado.




Ponemos la pasta a cocer en una cacerola alta con abundante agua y sal gorda. Cuando empiece a hervir, añadimos la pasta y cocemos el tiempo que nos indique el fabricante, para este tipo de pasta a mí me ha servido con 10 minutos.
Mientras se cuece la pasta, ponemos aceite en una sartén, cuando esté caliente, añadimos la cebolla y el pimiento troceados en juliana muy fina, añadimos sal y dejamos pochar a fuego suave. 
Pasados un par de minutos, añadimos un chorro de vino blanco y subimos el fuego para que se evapore. Una vez evaporado, bajamos el fuego y añadimos el chorizo que previamente habremos cortado en trozos muy pequeñitos, removemos un par de minutos y añadimos el tomate, como unas 5 ó 6 cucharadas, removemos y añadimos un buen chorro de leche evaporada y el queso rallado. Mezclamos bien.
Una vez que la pasta ya está lista, añadimos a la salsa un chorrito del agua de la cocción de la misma para que luego no se nos apelmace y nos quede más brillante. Escurrimos la pasta y la añadimos a la sartén en la que tenemos la salsa, removemos bien y servimos espolvoreando con queso rallado.



En Italia, la salsa para la pasta se suele cocinar aparte, mientras que nosotros tendemos a hacerlo todo en la misma cacerola, por ello, es recomendable que dejéis la pasta bien al dente si luego la vais a cocinar con la salsa durante algún minuto que otro. No hay nada peor que un plato de pasta pasada.
Buon apettito!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...