domingo, 8 de febrero de 2015

Chipirones en su Tinta Rellenos de Chorizo

Chipirones y chorizo no es una combinación muy habitual. Eso fue lo que pensé cuando los vi en la carta de una gastrotaberna de mi localidad. En aquel momento no me atreví a pedirlos pero mientras preparaba este plato para la cena de Nochevieja, me dio un arrebato y me decidí a añadir chorizo al relleno. Pensé que si en una gastrotaberna los preparan así, sería por algo. 
Efectivamente, para mi sorpresa y la de todos el chorizo acaba con la linealidad y monotonía del relleno tradicional, convirtiendo unos simples chipirones rellenos en toda una experiencia para el paladar. 

CHIPIRONES EN SU TINTA
RELLENOS DE CHORIZO


PARA DOS PERSONAS:
1/2 kg de chipirones; Aceite de Oliva Virgen; Harina para rebozar



1 pimiento verde pequeño; 2 cebollas frescas; 1 chorizo fresco de calidad; Aceitunas sin hueso (yo usé la mitad del paquete); 1 diente de ajo; 2 huevos cocidos; las patas de los chipirones; 1 chorrito de vino blanco seco; sal; pimienta  negra molida.



Salsa de tomate (aproximadamente unas 4 cucharadas); 1/2 vaso de vino blanco seco; 1 cebolla fresca; 1 diente de ajo; 2 sobres de tinta de calamar; agua, sal; 1 nuez de mantequilla.



Comenzamos limpiando los chipirones. Es importante hacerlo bien y quitarles bien la babilla que tienen por dentro. Reservaremos las patas para el relleno.
Una vez limpios, los reservamos y comenzamos a elaborar el relleno. Para ello, con ayuda del robot de cocina, picamos el pimiento, la cebolla y el ajo muy, muy fino.


Picamos también las patas de los chipirones:


Y hacemos lo mismo con el chorizo, el huevo cocido y las aceitunas. 


En una sartén ponemos la mezcla de pimiento, cebolla y ajo a pochar a fuego medio-bajo. Pasados un par de minutos añadimos un chorrito de vino blanco y dejamos evaporar. Una vez evaporado, añadimos las patas de calamar y dejamos cocinar todo junto durante otro par de minutos. Entonces, añadimos la mezcla de chorizo, aceitunas y huevo, salpimentamos al gusto y dejamos cocinar a fuego medio unos cinco minutos.


Una vez listo el relleno, pasamos a un bol y dejamos enfriar. Cuando esté frío, lo metemos en una manga pastelera de plástico sin boquilla para que no sea más fácil rellenar los chipirones y los rellenamos hasta un poco más de la mitad, pero nunca del todo para que no se rompan, ya que durante la cocción siempre encogen. Los cerramos con un palillo y los metemos en una bolsa de plástico a la que añadiremos una cucharadita de harina (yo uso la de pescado de Santa Rita), agitamos la bolsa y en un minuto, y sin manchar, que es lo más importante, tendremos enharinados nuestros chipirones. Los doramos en una sartén con aceite para que se sellen, sacamos, les quitamos el palillo y reservamos.



Elaboramos por último la salsa. Para ello, ponemos la cebolla troceada fina y el ajo a pochar. Cuando la cebolla esté transparente añadimos el vino blanco y subimos el fuego para que se evapore el alcohol. Una vez evaporado añadimos el tomate rallado, o natural triturado de bote. Removemos bien y dejamos que se fría el tomate durante unos 6-7 minutos. Pasado ese tiempo, desleímos la tinta en agua y se la añadimos a la salsa. Removemos bien y dejamos cocinar a fuego suave durante otros cinco minutos. Salamos. Pasamos la salsa a una jarra y batimos con la batidora hasta que quede una salsa homogénea sin trocitos y volvemos a echar en la sartén junto con un chorrito de agua para apurar el fondo de la jarra.  Entonces, añadimos una nuez de mantequilla y removemos hasta que se deshaga. 
Es el momento de añadir los chipirones a la salsa.


Dejamos cocinar todo junto a fuego suave durante 20 minutos. Pasado ese tiempo servimos los chipirones sobre una base de arroz blanco aromatizado con ajo y unas ramitas de cebollino para darle el toque de color al plato.



Una receta deliciosa, sana y muy económica con ingredientes que podemos encontrar fácilmente en el mercado. Si no os gusta la tinta u os da reparo el negro en la comida, podéis hacer la salsa sin ella y añadirle quizá unas gotitas de tabasco o una cayena cuando pochéis la cebolla y el ajo (sin que se os olvide retirarla para que no haya sorpresas).
Espero que os haya gustado la receta.
¡Feliz Domingo!

2 comentarios:

  1. Acabo de llegar aquí por una receta que he visto en Facilisimo y por aquí me quedo. Me encanta tu manera de explicar cada plato.. ¡¡lo que me estaba perdiendo!!!
    Estos chipirones tienen una pinta estupenda!!
    Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Muchísimas gracias por quedarte y por tus palabras!! Un besazo y bienvenida!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...