domingo, 26 de abril de 2015

Tagliatelle con Espinacas, Setas y Gambas

Enseñar no es un trabajo fácil. Trabajar cada día con adolescentes y jóvenes no sólo implica enseñarles una materia, sino conocer sus vidas, sus diferentes personalidades e incluso soportar sus frustraciones y muchas veces sus arranques de ira. Pero todo esto que puede sonar bastante feo, es a la vez algo hermoso y lo es aún más cuando un alumno reconoce tu trabajo y te devuelve todo ese esfuerzo que has puesto en el día a día en forma de cariño y agradecimiento. 
Debo decir que soy afortunada por haber trabajado y seguir trabajando con gente estupenda, desde los más pequeños a los más mayores, pero este año he tenido la suerte de cruzarme con un grupo de grado superior excelente, tanto a nivel académico como personal.
Para los que no estáis muy puestos, en este tipo de enseñanza los alumnos ya tienen 18 años o más. El ciclo se divide en dos años y en el último, los tres últimos meses los pasan realizando prácticas en empresas. Bien, pues mis chicos están ahora en esta fase, en plena inserción en el mundo laboral y como seguimos en contacto gracias a las redes sociales y también se pasan a verme de vez en cuando, me sugirieron realizar una sección de "Tuppers for Dammers" (DAM es el nombre del ciclo superior) donde les propusiese ideas para hacer más llevadera la jornada laboral. La idea me pareció muy divertida, y más teniendo que preparar tuppers a menudo para Sergio, así que aquí me tenéis inaugurando sección dedicada a ellos y a todos los que os lleváis comida al trabajo. 
Declaro inaugurada la sección "Tuppers for Dammers" con esta riquísima y rápida receta:

TAGLIATELLE CON ESPINACAS, SETAS Y GAMBAS

Ingredientes para 2 personas:
1 paquete de tagliatelle frescos (podéis usar también pasta seca)
1 puñado de espinacas; 100 grs de gambas (yo he usado congeladas);
100/150 grs de setas; Queso Grana Padano rallado (50 grs); 2 dientes de ajo;
Nata líquida (medio vaso); Pimienta Blanca; Sal;
Sal Gorda; Agua; Aceite de Oliva.


Comenzamos por elaborar la salsa, ya que la pasta, al ser fresca, sólo necesita 4 minutos de cocción. (En el caso de la seca mirad el envase, normalmente necesita unos 10-12 minutos). 
Pelamos los ajos y los cortamos en láminas. Lavamos las espinacas y las secamos bien. Troceamos las setas con la mano en láminas, siempre en dirección vertical, siguiendo las líneas de la seta. 
Ponemos aceite en una sartén amplia y doramos los ajos a fuego suave, con cuidado de que no se quemen. Cuando estén dorados, añadimos las espinacas y salteamos un par de minutos. Pasado este tiempo añadimos las setas, salteamos todo junto y cuando las setas empiecen a estar blanditas, añadimos sal, la nata y el queso rallado. Removemos bien y dejamos que el queso se funda con el calor. Probamos y rectificamos de sal si fuese necesario. Añadimos pimienta blanca molida y reservamos.
Ponemos a calentar 1 l de agua en una olla profunda con sal gorda (como una cucharadita aproximadamente) y cuando rompa a hervir, añadimos la pasta. Dejamos cocer un minuto menos de lo que indique el envase porque luego terminaremos la cocción junto con la salsa,  removiendo de vez en cuando durante ese tiempo. Una vez lista, reservamos un poco de agua de cocción y escurrimos bien. 
Añadimos la pasta a la salsa y salteamos durante un minuto, para que quede todo bien mezclado. 
Espolvoreamos con algo más de queso rallado y ya tenemos nuestro delicioso tupper listo. 
No sé a vosotros pero a mí siempre me dan tentaciones de comérmelo antes y dejar el tupper vacío...




¿Os ha gustado Dammers? ¿Y a los no Dammers? Espero que sí.
 Hasta el próximo post.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...