lunes, 13 de julio de 2015

Pasta a la Carbonara para Alérgicos e Intolerantes Alimenticios

El tema de las intolerancias o alergias alimenticias era algo que conocía pero a lo que no le había prestado mucha atención hasta que conocí a Paz y a Inma, dos de mis amigas del trabajo. 
Para comenzar, hay que distinguir entre intolerancia y alergia. La intolerancia no es un problema grave, pero sí molesto, sobre todo dependiendo del grado de intolerancia que tengamos a un determinado tipo de alimento.
La alergia depende también del grado, pero por lo general es algo mucho más grave que puede causar desde pequeñas reacciones a shocks anafiláticos que pueden causar incluso la muerte. El grado de alergia puede llegar a ser tan alto, que la persona en cuestión no puede ni tocar ni oler el alimento, por lo que nos encontramos ante algo realmente delicado e importante.
Comencemos por Paz, ella es intolerante a la lactosa y es ya toda una experta en elaborar recetas que no la contengan o en productos sustitutos de la leche, pero lo tiene complicado cada vez que vamos  a comer fuera porque la leche y sus derivados están presentes en muchísimas de las recetas de nuestra gastronomía (y en la francesa o la italiana ya ni os cuento). Su caso es latoso, pero al fin y al cabo alguna vez puede permitirse algún que otro desliz, sabiendo que al día siguiente pagará las consecuencias en forma de algún tipo de molestia física, sobre todo molestias gastrointestinales, hinchazón y dolor de estómago.
El caso de Inma va más allá, su hijo pequeño (6 añitos) sufre alergia severa al huevo, la leche y sus derivados y a los frutos secos, no llega a ser el caso extremo, ya que el niño puede tocar los alimentos pero ingerirlos podría ser fatal. Después de tantos años intentando sortear este problema, ella fue la que me sugirió esta receta (de la que está muy orgullosa y con razón) y este post para intentar ayudar a gente en su misma situación que se "patea" literalmente la red en busca de nuevas ideas ya sea en forma de recetas o de productos. No dudé ni un  momento en aceptar su proposición y aquí os traigo su versión de la pasta a la Carbonara. Espero que os guste y sobre todo que os sirva de ayuda. 

PASTA A LA CARBONARA 
SIN HUEVO Y SIN LACTOSA

Al contrario de lo que mucha gente erróneamente piensa, la pasta Carbonara (plato típicamente romano), no se cocina con nata, sino con huevo y queso rallado. En nuestra versión apta para alérgicos e intolerantes, la haremos sustituyendo la mal utilizada nata en las versiones de la receta original.
Ingredientes para 2 personas:
200 grs de pasta (la usaremos sin gluten para aquellos que seais intolerantes);
100 grs de bacon Tarradellas (no contiene lactosa);
1 cebolla fresca mediana (no la lleva la receta original)
Preparado de Soja para cocinar (sustituto de la nata);
(de venta en herbolarios); Sal Gorda; Pimienta Negra Molida;
(siempre y cuando la podáis comer).



Ponemos dos litros de agua a calentar. Añadimos sal gorda (no mucha porque el bacon es salado), una media cucharadita aproximadamente, tapamos y dejamos que rompa a hervir. En este momento agregamos la pasta y cocemos el tiempo estimado por el fabricante, aproximadamente unos 12 minutos.
Mientras se cuece la pasta troceamos el bacon y lo ponemos a freír en una sartén sin nada de aceite, pues con su propia grasa se va a cocinar y evitamos añadir calorías de más. Resrvamos. En la misma sartén, ponemos a pochar la cebolla que previamente habremos limpiado y troceado finamente. Una vez pochada y en un bol o ensaladera grande, mezclamos el bacon, la cebolla y el preparado de soja al gusto (ojo que no quede una pasta demasiado líquida).
Cuando la pasta esté lista, reservamos un poco de agua de cocción para que la pasta no se pegue y quede más brillante, y escurrimos. Añadimos al bol con la preparación anterior y mezclamos bien, añadiendo un chorrito del agua de la cocción. Removemos bien y servimos espolvoreando con pimienta negra recién molida.

Por si os interesa, el otro día descubrí una página interesantísima de productos para alérgicos en intolerantes con tienda online. A Inma le encantó, así que os dejo el link por si no la conocéis y os ayuda a encontrar productos que os hagan la vida más fácil:   http://www.orgran.es/tienda.

Y por si tenéis curiosidad, os dejo también la receta tradicional, pero por favor, no me uséis nata, os lo ruego.

PASTA CARBONARA. RECETA ORIGINAL

Ingredientes para 2 personas:
200 grs de pasta fresca (yo usé Tallarines);
2 yemas de huevo y un huevo entero;
100 grs de bacon; 50 grs de queso rallado
(la receta original lleva Pecorino, usad cualquiera de Oveja curado o bien
Parmesano o Grana Padano).
Pimienta Negra fresca molida; Sal Gorda; 
Una pizca de nuez moscada; Agua.


Cocemos la pasta del mismo modo que en la receta anterior. Ponemos el bacon troceado finamente a freír sin aceite y reservamos una vez frito.
En un bol o ensaladera grande batimos las yemas de huevo y el huevo, añadimos el queso rallado, la nuez moscada y la pimienta y batimos bien.
Una vez lista la pasta, reservamos agua de cocción y escurrimos. Mezclamos con el huevo y el bacon y removemos rápidamente y sin parar para que el huevo no se cuaje y quede una salsa, añadimos un chorrito de agua de cocción y seguimos removiendo otro minutito.  Servimos espolvoreando con pimienta negra recién molida. Es importante servir esta pasta de inmediato para evitar que se cuaje el huevo.


Espero que os hayan gustado ambas recetas y sobre todo haber podido colaborar con todos aquellos que como Paz o Inma, lucháis cada día por poder comer un poquito mejor. ¡Hasta el próximo post!





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...