domingo, 16 de agosto de 2015

Canelones de Puerro Rellenos de Pollo y Verduras

Qué levante la mano el que no se ponga hasta las trancas en el desayuno buffet de un hotel. El que diga lo contrario miente. Hasta yo que soy una persona con bastante autocontrol reconozco llenarme el plato algo más de lo normal con todo lo que me entra por los ojos. Y es que está todo tan bonito... y de repente resulta todo tan apetitoso... que te comerías hasta unas patatas a la riojana si fuese preciso... Y es que, queridos amigos, es un hecho que "Vacaciones" y "Excesos" son dos palabras que se dan la mano.
Es curioso cómo nos pasamos todo el año cuidándonos para lucir tipito en la piscina, en la playa o en el pueblo y luego en una semana echamos por tierra el trabajo de muchos meses. Pero las tentaciones nos acechan constantemente: que si unas cañas y tapas en el chiringuito, que si una comida familiar en plan barbacoa... y ya ni hablemos de los Todo Incluído... Es difícil resistirse y mucho, porque igual que "vacaciones" y "excesos" van unidas, también lo hacen "excesos" y "placer" y, como es lógico, decir "no" al placer es de las cosas más difíciles del universo. 
Aún así creo que "Placer" y "Salud" también es una combinación posible y para demostrarlo os he preparado esta deliciosa receta ideal para rebajar esos kilitos de más y también para darle un respiro a nuestra tarjeta de crédito que es la única que ha vuelto pesando menos de lo normal, ¿me equivoco? 

CANELONES DE PUERRO 
RELLENOS DE POLLO Y VERDURAS

Ingredientes para 2 personas
(6 canelones):
1 puerro; 1 filete de contramuslo de pollo deshuesado;
1/2 zanahoria; 1/2 cebolla morada; 1 trocito de calabacín;
1 pimiento verde pequeño; 1 diente de ajo; la ralladura de 2 tomates maduros;
1 chorrito de vino blanco seco; 1 cucharadita de azúcar moreno; sal; 
1 pizca de pimienta blanca; Jengibre fresco rallado; 
1 pizca de galanga (opcional); Aceite de oliva; 

AROS DE CEBOLLA PARA DECORAR: 1 cebolla morada; Harina; Aceite


Limpiamos el puerro y con muchísimo cuidado, quitamos 6 capas evitando que se rompan. Las lavamos bien y secamos y las ponemos a cocer al vapor durante 10 minutos. Yo he usado el Varoma de la Thermomix pero podéis usar cualquier accesorio para cocer al vapor o incluso podéis escaldarlas en agua con sal.
Limpiamos bien el pollo de exceso de grasa (pero nunca con agua), salamos y lo troceamos. Ponemos los trozos en el robot de la batidora y picamos. Reservamos.
Limpiamos todas las verduras y las troceamos en cachitos pequeños. Ponemos aceite en una sartén y añadimos el ajo en láminas. Cuando empiece a dorarse, añadimos todas las verduras a la vez. Añadimos una pizca de sal para ayudar al pochado, bajamos el fuego a temperatura media y cubrimos durante 10 minutos removiendo de vez en cuando. 
Entonces añadimos el chorrito de vino, subimos el fuego y dejamos que se evapore. Una vez evaporado, añadimos el tomate rallado escurrido. Veremos que suelta líquido en la sartén, debemos dejar que se evapore, así que cocinamos a fuego fuerte removiendo constantemente hasta que el líquido del tomate haya desaparecido. Añadimos azúcar moreno para contrarrestar la acidez del tomate. Removemos y dejamos cocinar otro par de minutos a fuego suave. 
Es el momento de añadir el pollo. Mezclamos todo bien y cocinamos unos 5 minutos a fuego medio.Pasado este tiempo, añadimos sal si fuese necesario, pimienta blanca, el jengibre fresco rallado (un trocito pequeño) y la galanga*. Dejamos enfriar.
Procedemos ahora a rellenar los canelones. Extendemos con mucho cuidado las hojas de puerro y ponemos una cucharada de relleno aproximadamente en uno de los extremos, enrollamos con cuidado y repetimos la operación hasta que estén todos listos. Es una operación delicada así que requiere paciencia.
Con mucho cuidado colocamos los canelones de nuevo en la vaporera y los cocinamos unos 15 minutos. 
(Si no tenéis vaporera os aconsejo cocer los puerros en lugar de escaldarlos a última hora y rellenarlos en el momento, o bien hacerlos al horno durante unos 5 minutos a unos 180ºcuidando de que no se os quemen).

Una vez listos servimos con unos aros de cebolla crujiente. Para hacerlos basta con pelar y cortar la cebolla en aros. Los ponemos en una bolsa de congelación con una o dos cucharadas de harina para rebozar. Cerramos la bolsa y removemos bien. Freímos en aceite caliente hasta que estén crujientes y ponemos a escurrir sobre papel absorbente antes de servir. 




 


*Os preguntaréis qué demonios es la galanga. Yo no la conocí hasta hace unos meses y fue gracias a Alberto, nuestro pintor, que resultó ser también bastante cocinillas. Hablando sobre especias me comentó que se había traído una especia de un viaje a Egipto que le encantaba, pero que no sabía cómo se llamaba (le habían dado el nombre en árabe) y se le estaba terminando. Me trajo un trocito para saber si yo la conocía y la verdad es que era la primera vez en mi vida que la veía. Como Barney Stinson, acepté el reto y me propuse saber qué demonios era eso y en unas horas dí con ello, era galanga o jengibre tailandés, y tiene este aspecto:


Tiene un sabor picante y un aroma que puede recordar a la canela, como véis es similar al jengibre pero no tiene nada que ver. Se usa sobre todo con carnes. El toque que le da a la carne es delicioso pero es difícil de encontrar en tiendas. En internet sí que se puede comprar pero es cara, así que por eso os digo que es opcional. Podía no haberla incluído en la lista de ingredientes pero me parecía interesante que la conociérais. Si queréis saber más sobre esta especia, os dejo el siguiente link:

Como dice el refrán, "Nunca te acostarás..." , je, je...  ¡Hasta el próximo post!



2 comentarios:

  1. Yo descubrí la galanga en el mercado de Mostenses, allí suelen tener, y es deliciosa, aunque no la compro nunca porque luego no sé que hacer con la que me sobra del plato para el que iba...
    Los canelones de puerro, me encantan. Para cenar, que no me gusta tomar pasta, son perfectos.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que en Mostenses hay de todo! Alberto me dijo que él la usaba con la carne y que se la echaba a todo, yo he probado a hacer lo mismo y la verdad es que le da un toque especial. La pongo en la carne picada, en los filetes de pollo, los estofados... Cunde mucho, la verdad. Un besote!!!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...