domingo, 4 de octubre de 2015

Merluza con Patatas

Hoy día tendemos a fijarnos poco en los detalles. Estamos tan ocupados que cosas increíbles que suceden a nuestro alrededor nos pasan completamente desapercibidas y es una pena porque en esos momentos cotidianos y sencillos es donde se encuentran los mayores placeres de la vida.
Muchos de esos momentos los asocio a la comida, para mí no hay mejor sensación que la de dejarme el huevo escalfado de unas patatas con bacalao para el final y disfrutar de la mezcla de la yema con los restos de patata en el plato, chupar la sal de los cacahuetes hasta que se me queda la boca como la de Carmen de Mairena, o comerme a cucharadas el delicioso caldo de la receta de merluza con patatas de mi madre que es uno de los platos más deliciosos que existen a pesar de que muchos lo tachen de comida para enfermos. No os dejéis llevar por las apariencias y dejáos sorprender por esta receta sencilla, rápida y muy, muy saludable que hoy comparto con vosotros.

MERLUZA CON PATATAS
Ingredientes para 2 personas:
4 lomitos de merluza bien fresca (o 4 rodajas):
2 patatas medianas; 1/2 cebolla; 1 diente de ajo;
1 tomate pelado; 1 hoja de laurel;
La espina de la merluza; 1/2 l Agua; 
Sal; Aceite; Perejil fresco picado.


Comenzamos preparando el caldo, para ello ponemos el agua en la cacerola donde vayamos a cocinar el pescado. Añadimos la espina de la merluza, sal y la hoja de laurel. Dejamos cocer y veremos que al caldo le va saliendo una espuma que quitaremos con la ayuda de una espumadera para limpiar el caldo de impurezas. Una vez que rompa a hervir apagamos, retiramos del fuego y colamos poniéndolo de nuevo en la cacerola.
Pelamos las patatas, las lavamos bien y las cortamos en rodajas de tamaño uniforme para que se cuezan todas por igual. Añadimos al caldo.
Pelamos la cebolla y la cortamos en dos trozos que añadiremos enteros junto con el ajo entero también pelado. Pelamos el tomate, le quitamos el pedúnculo y lo cortamos por la mitad añadiéndolo también a la cacerola. Ponemos todo junto a cocer a fuego medio unos 15 minutos hasta que las patatas y la cebolla estén blanditas. En ese momento, añadimos el pescado y contamos un minuto o dos (dependiendo del grosor del pescado), no queremos que se nos haga demasiado o parecerá chicle y además nos habremos cargado la merluza. 
Retiramos del fuego y servimos con un poquito de perejil picado por encima. 


Prohíbido usar merluza congelada, alteraría completamente el sabor del plato. A mí personalmente no me gustan nada ni la textura ni el sabor del pescado congelado, y siempre recomiendo utilizar uno fresco, si la merluza es demasiado cara, podéis usar pescadilla que es más económica.
En esta receta he hecho un caldo con la espina de la merluza pero si andáis cortos de tiempo, podéis hacerlo directamente con agua, sale igual de rico.
Un truquito para que el caldo quede más espesito es coger unas rodajas de patata junto con algo de caldo, batirlas y añadirlas de nuevo a la cacerola removiendo bien.



Instrucciones para degustarlo: 1. Comer la merluza recién hecha. 2. Comer las patatas y la cebollita; 3. Disfrutar del caldo y si es posible, echarse un poquito más de lo que queda en la cacerola... Sublime.

¡Hasta el próximo post!

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...