domingo, 6 de diciembre de 2015

Bucatini con Boloñesa de Merluza

Afirman los portugueses que se podría elaborar una receta de bacalao diferente por cada día del año, pero los italianos los superan con creces en cuanto a platos de pasta se refiere y es que la variedad es inmensa: pasta corta, larga, fresca, seca, rellena, pasta para lasagna, para canelones, verde, roja, negra, al huevo, de maíz...  y por si fuera poco, es conveniente además acompañar cada una de la salsa más apropiada. Por ejemplo, ciertos tipos de pasta corta, como los mezze maniche, suelen usarse en sopas o en guisos de legumbres, los macarrones van muy bien con salsas de tomate, la pasta tricolor en ensaladas, los tagliatelle con una buena carbonara... y si vamos más allá, también hay variedades que sólo suelen encontrarse en la región de la que son típicos, como sucede con la fregola o los malloreddus en Cerdeña, por ejemplo, y es que el mundo de la pasta es toda una ciencia de la que se podría uno tirar hablando horas y horas.
El plato que os traigo hoy está elaborado con bucatini, un tipo de pasta larga y redonda originaria de Sicilia, similar a los spaghetti pero más gruesos y con un agujero en medio ("buco", de ahí su nombre). Espero haber acertado con la combinación pasta + salsa. Al menos a nosotros nos ha encantado y espero que a vosotros también os guste.

BUCATINI CON BOLOÑESA DE MERLUZA
Ingredientes para 2 personas:
100 grs de Bucatini; 1 rama de apio;
1/2 cebolla; 1 zanahoria; 2 dientes de ajo;
1/4 vaso de vino blanco seco; 1 bote de tomate natural;
2 trozos de merluza (a poder ser de la cabeza); 
2 lonchas de bacon; 5 hojas de albahaca fresca; Pimienta blanca molida;
Sal; 1 cucharada de azúcar moreno; Queso parmesano rallado;
Aceite de Oliva; 2l de agua; Sal gorda.


Comenzaremos preparando el pescado, para ello lo salamos y lo ponemos a cocer en agua caliente durante un par de minutos. Retiramos del fuego, escurrimos y dejamos que se enfríe. Limpiamos bien de piel y espinas y lo desmigamos. Reservamos.
En segundo lugar, ponemos aceite en una cacerola y añadimos un diente de ajo pelado y troceado, cuando empiece a saltar en la sartén, añadimos el tomate y bajamos el fuego, tapamos y dejamos cocer durante cinco minutos. Pasado este tiempo añadimos una cucharadita de sal y una cucharadita de azúcar moreno, removemos y le añadimos la albahaca fresca entera previamente lavada. Tapamos y dejamos cocer despacito unos 15 minutos. 
Nos ponemos ahora con las verduras. Limpiamos el apio de hebras y lo troceamos en cuadraditos pequeños, hacemos lo mismo con la zanahoria y la cebolla. Pelamos el ajo y lo cortamos en láminas.
Ponemos aceite en una sartén y cuando esté caliente añadimos el apio y la zanahoria. Removemos y dejamos pochar a fuego medio unos cinco minutos. Pasado este tiempo añadimos la cebolla y el ajo. Tapamos y dejamos cocer otro tanto hasta que la cebolla empiece a transparentarse. En este punto añadimos el vino blanco, subimos el fuego hasta que se evapore. Bajamos el fuego de nuevo y añadimos la merluza desmigada que teníamos reservada. Añadimos pimienta blanca y removemos durante un minuto. Por último añadimos el bacon cortado en trocitos y dejamos que se fría. Una vez que la salsa de tomate esté lista, le quitamos la ramita de albahaca y mezclamos la salsa con las verduras. Removemos bien y dejamos cocinar todo junto unos 5 minutos a fuego suave.
En una cacerola apta para pasta, añadimos dos litros de agua y una cucharadita de sal gorda. Ponemos al fuego y llevamos a ebullición. Cuando salgan burbujas, es el momento de añadir la pasta. Cocemos el tiempo que estime el fabricante. En este caso han sido unos 6 minutos, aunque como no me gusta demasiado "al dente" la he dejado unos 8 minutos. 
Mientras cuece la pasta, con ayuda de un cazo añadimos un poco de agua de cocción a la salsa de tomate, un poco del queso rallado y removemos para mezclar bien.
Una vez cocidos los bucatini, escurrimos y los añadimos a la salsa de tomate. Removemos bien y servimos con  más queso parmesano rallado por encima.


Os recomiendo usar la parte de la cabeza de la merluza, pues es un trozo más feo para elaborar otros platos, pero como lo desmigamos, su carne es muy aprovechable.


Esta es la marca de pasta que utilizo últimamente, os la recomiendo sin duda. Podéis comprarla en mi tienda italiana de referencia, Deliziosa Italia.
Aún así, si no encontráis bucatini, podéis usar cualquier otro tipo de pasta larga redonda, (la plana no me gusta con salsas de tomate) como capellini, bigoli o simplemente spaghetti.




"Non si puo pensare bene, amare bene, dormire bene...se non si è mangiato bene"
Buon appetito!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...