domingo, 8 de mayo de 2016

Ravioli Neri de Mero, Vieiras y Trigueros con Salsa de Cava al Limón

Ya os he hablado en más de una ocasión de mis amigos de Deliziosa Italia, mi tienda italiana de referencia, pero hoy quiero hacerlo una vez más. Concretamente de un producto que Daniele, su dueño, ha introducido recientemente: pasta fresca rellena congelada. 
Sí, sé que eso de congelada echa un poco para atrás, pero se congela precisamente para que sea auténtica pasta fresca, sin ningún tipo de conservantes ni aditivos como cualquier marca que encontremos en los supermercados. Si habéis hecho pasta en casa alguna vez, os daréis cuenta de que es muy difícil que dure días y días como la que compramos envasada, por ello, para evitar añadir sustancias químicas para la conservación del alimento, este tipo de pasta opta por la congelación para conservar todas sus propiedades y todo su sabor y doy fe de que así es. La congelación no afecta para nada a su sabor ni a su textura y además sabemos que estamos comiendo un producto 100% natural y mucho más sano. 
Podéis adquirir tres tipos diferentes de pasta con diferentes rellenos, caramelos tricolor, passioni de pera y pecorino y los que os he preparado hoy: sogni proibiti pescatori, rellenos de mero, vieiras y trigueros. Todos ellos disponibles en su tienda online: http://www.deliziosaitalia.com/ 
Daniele me propuso que pensara alguna salsa para su nuevo producto, ya que la pasta rellena requiere de salsas muy ligeras y sobre todo que no tapen el sabor del relleno sin quitarle protagonismo y creo que he conseguido una salsa muy acertada para los sogni proibiti pescatori, ya que tanto el limón como el cava van perfectamente con el pescado, potenciando su sabor en lugar de esconderlo. El resultado ha sido todo un éxito ya con un buen producto poco hace falta para que salga un plato espectacular. Espero que os guste. 

RAVIOLI NERI DE MERO, VIEIRAS Y TRIGUEROS
CON SALSA DE CAVA AL LIMÓN
Ingredientes para 2 personas:
1 envase de Sogni Proibiti Pescatori (300 grs)
1 benjamín de cava;1 cebolla; 1 diente de ajo;
Ralladura de piel de limón; 1 cucharada de harina;
1 chorrito de leche evaporada; Sal; Pimienta Blanca;
1 litro de agua; Sal Gorda; Aceite de Oliva.


Comenzamos pelando la cebolla y el ajo. Los partimos en trozos pequeños y los ponemos a pochar en una sartén con aceite de oliva durante 7 minutos aproximadamente a fuego medio. Cuando la cebolla ya esté transparente, añadimos la harina y removemos durante un minuto. Añadimos entonces la botella de cava. Subimos el fuego y dejamos reducir hasta que el alcohol se evapore. Cuando se haya evaporado todo el alcohol añadimos la leche evaporada y un poco de ralladura de limón (no mucho, sólo para darle sabor). Salpimentamos y reservamos.
Cocemos ahora la pasta que habremos descongelado previamente, y para ello ponemos un litro de agua en una cacerola honda con un puñadito de sal gorda (1 cucharadita). Cuando rompa a hervir añadimos la pasta y dejamos cocer unos 4 minutos, algo más si no os gusta muy al dente. Con un cazo cogemos un poco de agua de cocción y se lo añadimos a la salsa. Removemos bien para que ligue.
Escurrimos la pasta y la añadimos a la salsa. Servimos con un poquito de ralladura de limón por encima.


Una pasta rápida, deliciosa y además sanísima. Os animo a probar este tipo de productos, no sólo por lo sano, sino también por lo diferente, ya que este tipo de pasta rellena no es la habitual que podemos encontrar en supermercados. Si tenéis invitados es la ocasión ideal para soprenderlos con un delicioso plato que además os quitará poco tiempo de disfrutar de su presencia.


¡Hasta el próximo post!

1 comentario:

  1. Me encantan. Lo de la pasta congelada no lo había visto, pero no me parece mala idea, un intermedio entre fresca y seca...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...