domingo, 12 de febrero de 2017

Salmonetes a la Plancha con Salsa de Maracuyá y Puré de Ruibarbo

Soy una de esas personas a las que les encanta celebrarlo todo: aniversarios, cumpleaños, éxitos...Celebrar nos hace más felices y es una buena excusa para romper con la rutina, por eso esta semana hay que celebrar San Valentín. Sé que muchos estáis totalmente en contra de estas fiestas tachadas de comerciales y materialistas y que defendéis que se deben celebrar a diario, pero yo os pregunto: ¿De verdad creéis que las celeberaríais a diario si no existiesen fechas señaladas? ¿No creéis que gracias a estos días salimos de la rutina? En mi humilde opinión, si no fuese por estos días, no haríamos nada. Vivimos de una manera tan apresurada que obviamos las cosas importantes, aquellas que son capaces de hacer de nuestra vida algo un poquito más especial. Rompo una lanza a favor de las denostadas invenciones de los centros comerciales porque al final son las que nos recuerdan que la vida son momentos dignos de ser celebrados, otra cosa es cómo los interpretemos o el esfuerzo que queramos poner en ello. Celebremos San Valentín esta semana, saquemos tiempo para demostrarle nuestro amor a los que más queremos y qué mejor manera que hacerlo con una deliciosa cena preparada con todo el cariño del mundo, como la que os traigo en el post de hoy:

SALMONETES A LA PLANCHA CON SALSA DE MARACUYÁ
Y PURÉ DE RUIBARBO 

Ingredientes para 2 personas:
1/2 kg de salmonetes frescos; Sal; Pimienta Negra; Aceite de Oliva
PARA LA SALSA DE MARACUYÁ:
2 maracuyás, 1 grano de pimienta larga; 1 trozo de jengibre fresco;
1 cucharada de azúcar moreno; Chile Rojo en Polvo;
PARA EL PURÉ DE RUIBARBO:
1/2 tallo de ruibarbo; 1 cucharada de azúcar moreno; Agua
PARA DECORAR:
Pamplina de agua; Chile Rojo en Polvo
 

Comenzaremos esta receta limpiando bien los salmonetes. Los lavamos bien debajo del grifo para quitar las escamas que puedan tener. Con ayuda de un cuchillo bien afilado separamos los lomos y con unas pinzas para pescado quitamos las espinas con mucho cuidado y paciencia.
Elaboramos ahora la salsa de maracuyá,también conocido como Fruta de la Pasión. Abrimos los maracuyás por la mitad longitudinalmente y sacamos la pulpa en un bol. Si nunca habéis visto esta fruta por dentro, está llena de semillas, por lo que deberemos escurrir el jugo con ayuda de un colador para desecharlas. Una vez obtenido todo el jugo, ponemos en un cazo junto con un trozo de jengibre fresco, la pimienta, la pizca de chile rojo y el azúcar moreno. Ponemos a calentar a fuego bajo durante unos 20 minutos hasta que la salsa se haya reducido. Colamos y reservamos.
Para el puré de ruibarbo, lo troceamos de manera homogénea y lo ponemos en una cacerola baja con el azúcar moreno y un chorrito de agua. Dejamos cocinar a fuego medio hasta que el ruibarbo se ablande. En este punto lo pasamos al robot de la batidora y batimos hasta obtener un puré.
Cocinaremos los salmonetes en último lugar, para ello, salpimentamos y ponemos la plancha a calentar con una gotita de aceite de oliva. Cuando esté muy caliente, ponemos los salmonetes con la piel hacia abajo y dejamos cocinar durante medio minuto aproximadamente. Damos la vuelta con muchísimo cuidado y cocinamos otro tanto por el otro lado con cuidado de que no se cocinen en exceso.
Emplatamos a nuestro gusto decorando con unas pamplinas de agua o cualquier otra hierba que tengamos a mano y sea de nuestro agrado y con un poquito de chile rojo para darle un toque "hot".


Receta sencilla ideal para una cena romántica con vuestra pareja (siempre que os guste el pescado, claro) elaborada con ingredientes afrodisíacos como el salmonete o el maracuyá. Encontrar estos productos no es fácil si no vivís en una gran ciudad. En caso de no encontrarlos, podéis sustituir el maracuyá por mango y el ruibarbo por tomate natural triturado o en tartar. El chile rojo también puede ser sustituido por cayena o por unas gotitas de Tabasco. Es un plato que, bien preparado, hará las delicias de la persona con la que compartáis la mesa. No hay nada más bonito y menos material que dedicar vuestro tiempo a cocinar algo que disfrutaréis con los que más queréis.
¡Hasta el próximo post y Feliz San Valentín!






2 comentarios:

  1. Madre mía que pintaza!!! Es amor a primera vista, salmonetes y maracuyá... love love love.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Ana!!! La combinación es espectacular!!! Love total!!! Besazos!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...