domingo, 28 de enero de 2018

Caigua Rellena de Pollo

Cuando se habla de cultura se tiende a pensar en libros, arte o cine, pero en mi opinión es un concepto que va más allá de las humanidades, es lo que define a un país o a una región y si hay algo que dote de personalidad a un lugar es la cultura gastronómica y la falta de la misma me parece tan grave como la de cualquier otro tipo de conocimiento. No podemos negar que le damos poca importancia a este tema y saber de cocina, aunque sólo sea un poquito, abre nuestra mente y nuestro sentido del gusto tanto como el viajar o el leer, por eso, cuando veo ingredientes nuevos de otros lugares en mi propio país me vuelvo loca y quiero probarlos todos, y agradezco a la globalización que me dé la oportunidad de probar cosas nuevas sin necesidad de viajar. Hay una frutería en mi barrio regentada por una señora peruana a la que siempre voy a comprar aguacates (de los mejores que hay en la ciudad), y mira por dónde ayer tenía caiguas. Nada más verlas le pregunté curiosa por ellas. La señora, agradecida por mi interés (como es normal cuando se interesan por algo tuyo), me dio un par de consejos para cocinarlas y allá que me las traje. Después de investigar un poco por internet para saber más de lo que tenía entre manos y darle el mejor trato posible, este ha sido el resultado.

CAIGUA RELLENA DE POLLO
Ingredientes para 2 personas:
2 caiguas;1 filete de pechuga de pollo picado; 1 cebolla; 1 diente de ajo;
1 tomate pelado y despepitado; 1 chorro de vino blanco seco; 1 cayena; 10 pasas;
6 aceitunas verdes sin hueso; 1 huevo cocido; 1 cucharada de miga de pan remojada en leche;
1 chorrito de caldo de pollo; Sal; Pimienta negra molida; 1 pizca de pimientón dulce; Perejil Picado; Agua; Aceite de Oliva.
PARA EL ACOMPAÑAMIENTO:
100 grs de arroz largo; Sal; 3 dientes de ajo; Aceite de Oliva; Agua

Comenzaremos preparando el relleno, para ello, picamos la cebolla y el ajo finamente y los ponemos a pochar en una sartén con aceite de oliva, la cayena y una pizca de sal. A mitad de cocción añadimos el tomate despepitado y pelado cortado en cuadraditos. Dejamos cocinar todo junto 3 o 4 minutos. En ese punto agregamos el vino y dejamos evaporar.  Retiramos la cayena y añadimos el pollo. Sofreímos unos minutos y añadimos un poco de caldo de pollo sin dejar de remover. Cuando el líquido se haya absorbido, añadimos el huevo cocido y las aceitunas picados y las pasas que habremos hidratado previamente durante 15 minutos aproximadamente. Salpimentamos al gusto y dejamos cocinar otros 5 minutos. Añadimos perejil fresco picado y dejamos enfriar.
Retiramos la punta de la caigua con un cuchillo y tiramos de un hilito que hay en el interior para sacar las pepitas negras. Una vez lista, rellenamos con ayuda de una cuchara pequeña. Cerramos poniendo la punta de la caigua por dentro de la otra mitad para que no se salga el relleno y ponemos en una cacerola con el relleno sobrante. En otra sartén con un chorrito de aceite de oliva, añadimos el pimentón y lo tostamos con cuidado de que no se queme, añadimos agua removiendo bien y lo añadimos por encima de la caigua. Tapamos la cacerola y dejamos cocer a fuego muy suave durante 10 o 15 minutos, hasta que la caiga cambie de color y se pinche con un palillo con facilidad. 
Como guarnición elaboraremos un arroz blanco poniendo unos dientes de ajo cortados en láminas en una cacerola con aceite, cuando empiecen a dorarse añadimos el arroz, sofreímos unos dos minutos, salamos y añadimos agua caliente que lo cubra, según vaya absorbiendo el agua, iremos añadiéndole poco a poco hasta que el arroz esté listo. 
Servimos la caigua troceada con una buena ración de arroz y espolvoreamos con cebollino picado (opcional).





Procedente de Perú y aunque perteneciente a la familia de las cucurbitáceas (calabaza, calabacín, pepino...), la caigua me ha recordad más al pimiento, pues su textura y sabor son similares, al menos cocinado de esta manera. Óbviamente no es un ingrediente común fácil de encontrar, así que podéis sustituirlas por pmientos verdes, pero si os topáis con ellas o tenéis algún negocio peruano cerca, os recomiendo probarlas para hacer como yo y ampliar vuestra cultura culinaria.
¡Hasta el próximo post!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...