Steak Tartar en Cesto de Parmesano

Últimamente coincide que cuando veo un programa de cocina por la tele, preparan una receta de Steak Tartar, pero cada vez que les oigo pronunciarlo me dan los siete males, porque la gran mayoría de cocineros (más o menos profesionales), lo llaman "Stick Tartar", o lo que es peor aún "Sti tartar" y lo que en origen es un "Filete Tártaro", se convierte, en menos de lo que canta un gallo, en un "palo o bastón tártaro", así que, si vamos a preparar este plato y además lo vamos a retransmitir por la tele, please, intentemos pronunciarlo bien que no cuesta nada, dejemos el "sti/stick" y digamos "steik", que es como se pronuncia correctamente la palabra "filete" en inglés. 
Como soy de esas a las que se les antoja comer, tomar o hacer todo lo que veo por la tele, os he preparado mi propia versión del "steik"tartar, basada en unas ideas que me dio mi carnicero. El resultado es un plato refrescante y rápido, ideal para estos días calurosos y perezosos de verano.

INGREDIENTES PARA DOS PERSONAS:
400 grs de solomillo de ternera picado; Parmesano rallado;
1 cucharadita de alcaparras; 6 pepinillos pequeños picados;
1 cucharada de vinagre de Módena; 1 cucharadita de mostaza;
Pimienta Negra recién molida; Escamas de Sal.
PARA EL CESTO DE PARMESANO;
1 paquete de parmesano rallado; 1 lámina de papel vegetal.


Preparar un steak tartar es muy sencillo, sobre todo si la carne nos la deja ya picada el carnicero, como fue mi caso. Si no, es esencial que la piquéis a cuchillo, NUNCA, con el robot picador, pues se oxida con más facilidad y cambia completamente el sabor. Una vez tengamos la carne picada, es conveniente preparar nuestro plato unas tres horas antes de servirlo, pues es importante que macere en la nevera con la salsa para que coja todo su sabor. Ponemos la carne en un bol, añadimos las alcaparras, los pepinillos y el queso rallado, salpimentamos y removemos. En un bol emulsionamos bien el vinagre con la mostaza y se lo añadimos a la carne mezclando bien. Tapamos con un film y metemos a la nevera durante una hora como mínimo.
Para elaborar la cesta de Parmesano, ponemos un trozo de papel de horno en la base de la sartén, echamos el queso formando una gran circunferencia, aplastando el queso para que quede uniforme y cubrimos con otro trozo de papel de horno. Según vaya estando caliente la sartén, el queso se irá fundiendo, con cuidado, le damos la vuelta para que se haga bien por los dos lados y cuando esté doradito, sacamos y, sin quitar el papel de horno, lo ponemos sobre un bol al revés, dándole forma con cuidado de no quemarnos. Dejamos enfriar, retiramos el papel vegetal y ya tenemos listo nuestro recipiente de queso. 
Con ayuda de un cortapastas, colocamos el steak tartar en el centro de la cesta y servimos decorando con una ramita de perejil. 


A mí no me gusta servir el steak tartar directamente de la nevera, por lo que os aconsejo sacarlo unos 30 minutos antes, para que vaya cogiendo temperatura y se disfruten mejor los sabores. Un consejo para comerlo es que, si encontráis "Pane Carasau", un pan sin levadura muy fino típico de Cerdeña, lo sirváis con él, suele encontrarse en Hipercor, es una auténtica delicia. 
Los cestitos de Parmesano, también podéis hacerlos al micro o al horno, os dejo un vídeo de cómo hacerlos al microondas para que véais que son muy sencillos de preparar y que nos sirven para muchas otras preparaciones: https://www.youtube.com/watch?v=rNM1sZa90vs.

Como véis, una receta suuuuper fácil y refrescante que además tiene muy poquitas calorías y es muy, muy saciante, lo que la convierte en un plato ideal para una cena ligera de verano.
¡Hasta el próximo post!

Comentarios

Entradas populares