Catalana de Pulpo

No sé si os pasa que a la hora de cocinar pulpo no os atrevéis a cocinarlo de una manera distinta a las tradicionales (a la gallega o en salpicón, o como mucho con un parmentier de patata trufada o de patatas revolconas). Yo creo que esto sucede porque es un producto caro y tenemos miedo de estropearlo, de hecho, recuerdo que hace años, en los bares ponían tapas de pulpo a la vinagreta, algo que me encantaba pero que mi madre no me dejaba comer porque decía que se hacía con lo peor del pulpo y crecí con la idea de que cocinarlo así era una forma de maltratar el producto. Años después, lo he comido de muchas maneras y, aunque reconozco que es difícil superar un buen pulpo "a feira", la receta italiana de la catalana de pulpo no deja indiferente y en el fondo no deja de ser una versión de aquella receta a la vinagreta denostada por mi madre lo que me hace concluir que no hay recetas malas, sino ingredientes malos, y si el producto es bueno, el acompañamiento es lo que menos importa. 
CATALANA DE PULPO

Ingredientes para 2 personas:
1 pata de pulpo cocida de calidad; 250 grs de tomates cherry;
1 chalota; 1 cebolleta; 1 patata mediana; 1 cucharadita de alcaparras; 
1 lata de aceitunas negras deshuesadas; albahaca fresca; perejil fresco;
el zumo de medio limón; 1 pizca de ajo en polvo; pimienta negra molida;
Sal; Aceite de oliva virgen extra; 
PARA DECORAR: 
Pamplinas de agua; Escamas de sal negra
(opcional)


Comenzaremos por pelar, lavar la patata, cortarla en cuadraditos y ponerla a cocer en una cacerola con agua y sal durante unos 15 minutos hasta que esté blandita. 
Cortamos el pulpo en rodajas, los tomates cherry, la cebolla y las aceitunas y los ponemos en una ensaladera. Cuando la patata esté cocida, la escurrimos y se la añadimos a los demás ingredientes. Removemos. Añadimos el perejil y la albahaca picaditos.
Elaboramos una vinagreta poniendo el zumo de medio limón con una pizca de sal. Mezclamos para que la sal se disuelva en el ácido y entonces añadimos el aceite y el ajo en polvo, emulsionamos y vertemos sobre la ensalada. Dejamos reposar para que coja bien el sabor de las aromáticas y servimos espolvoreando con sal negra, con un chorrito de aceite de oliva y unas pamplinas de agua para darle un toque verde. 

Es mejor añadir las patatas cuando están calientes para que el pulpo se temple, pues sabe mejor templada que fría. Si os gusta el picante, podéis añadirle una guindilla cortada en rodajitas, le dará un toque picantito delicioso. 
Animáos a preparar esta receta de pulpo, es toda una delicia y para nada es un desperdicio del producto, sino otra manera de comerlo. 
¡Hasta el próximo post!

Comentarios

  1. Me parece una idea muy interesante! Es verdad lo que dices del pulpo pero hay que perder el miedo. Yo lo hice una vez con miso a la parilla y fue brutal.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares