Ramen de Pollo

Es curioso cómo a veces, sin pretenderlo, nos salen cosas estupendas y en cambio otras que pensamos y repensamos y planificamos con mucha antelación, no suelen salir como se esperaba. Este ha sido mi caso con la receta de hoy, un éxito totalmente inesperado cocinado con cuatro cosas que tenía por la nevera con la idea de aprovechar los restos de un pollo asado que compramos el otro día. Sergio aún se está relamiendo después de terminarse su plato y parte del mío. ¿Y sabéis que es lo mejor además de estar buenísimo? Que tendréis un plato espectacular en menos de 20 minutos. 

RAMEN DE POLLO

Ingredientes para 2 personas:
1 cuarto de pollo asado (en su defecto, 1 filete de pechuga de pollo);
1 puñado de fideos especiales para Ramen;
1 bolsa de mix de verduras con setas (Mercadona); 1 puerro;
1 litro de caldo de pollo; 2 cucharadas de salsa de soja; 
1 cucharadita de jengibre fresco rallado; 1 chalota;
Cebollino fresco picado; 1 huevo cocido; Aceite de oliva.


Comenzamos desmenuzando el pollo. Como os he dicho, he utilizado los restos de un pollo asado, pero podéis usar un filete de pollo a la plancha desmenuzado. En ese caso, deberíais primero cocinar el pollo, dejarlo enfriar y desmenuzarlo. Reservamos.
Ponemos a cocer el huevo en agua con sal. Una vez cocido, escurrimos, añadimos agua fría y una vez templado, pelamos con cuidado y reservamos.
Limpiamos, lavamos y troceamos el puerro en rodajitas finas y lo ponemos  a pochar en una cacerola con aceite. Pasados unos siete u ocho minutos, añadimos la bolsa de verduras y salteamos unos minutos. Añadimos parte del pollo y salteamos de nuevo todo junto, echamos la salsa de soja, y el jengibre rallado y removemos bien. Añadimos el caldo de pollo, y cuando rompa a hervir, añadimos los fideos para ramen. Cocemos duante el tiempo que estime el fabricante en el envase.
Una vez lista la pasta, servimos con medio huevo cocido, la chalota cortada en rodajitas finas y un puñadito de cebollino fresco.



Pues ya habéis visto como es posible cocinar platos originales con las cosas que solemos tener por la cocina, sólo hace falta echarle un poco de imaginación. Si nunca habéis usado fideos para Ramen no os preocupéis, suelen tenerlos en las grandes superficies sin necesidad de ir a supermercados o tiendas especializados y si no, siempre podéis usar fideos o tallarines normales y hacer vuestra propia versión. Os recomiendo no usar sal en la receta pues la salsa de soja ya es salada de por sí, al igual que el caldo de pollo. ¿Os ha gustado? 
¡Hasta el próximo post!

Comentarios

Entradas populares