Sopa de Ajo con Huevo a Baja Temperatura, Tierra de Ibérico y Torrezno de Soria

En esta vida los placeres se esconden detrás de las cosas más simples, como por ejemplo, un torrezno de Soria, ¡no me digáis que no!. Aquí en mi barrio hay un bar donde suelen tenerlos y es entrar y verlos sobre la barra y se me van los ojos detrás. Aunque intente ignorarlos, casi siempre acabo cayendo en la tentación de pedirme uno (compartido con Sergio, claro), y eso que no suelo caer en tentaciones (y menos si son altamente calóricas), pero los dichosos torreznos son mi talón de Aquiles. 
Aunque pueden parecer algo sencillo de preparar, no es así. Que la corteza quede infladita y crujiente es bastante complicado y es necesaro realizar varios intentos hasta dar con el toque. A mí me ha salvado la vida que Toni, mi carnicero de confianza, los venda semi-preparados, ya que sólo es necesario darles un toque final  de fritura en aceite bien caliente. Quedan la mar de bien y además te ahorran tiempo y trabajo. 
Normalmente suelo prepararlos como aperitivo, pero hoy me apetecía hacerlos parte de la receta de hoy, y creo que el resultado ha superado las expectativas, así que espero que os guste tanto como a nosotros.
SOPA DE AJO CON HUEVO A BAJA TEMPERATURA,
TIERRA DE IBÉRICO Y TORREZNO DE SORIA

Ingredientes para 2 personas:
PARA LOS TORREZNOS:
2 torreznos de Soria; aceite de girasol.
PARA LA SOPA DE AJO:
4 dientes de ajo; 1 cucharada de pimentón dulce; jamón ibérico en trocitos;
1l de caldo de pollo; Sal; Cominos molidos; Aceite; 
PARA LA TIERRA DE JAMÓN:
1 loncha de jamón ibérico.
PARA LOS HUEVOS:
4 huevos frescos; agua; sal
PARA DECORAR: Flores comestibles
 

Comenzaremos preparando la sopa de ajo. Para ello, pelamos los dientes de ajo y los cortamos en láminas. Los ponemos a dorar en una cacerola con aceite, junto con el jamón en trocitos pequeños, con cuidado de que no se quemen, una vez doraditos, añadimos el pimentón, removemos bien y cuando se haya desleído, añadimos el caldo de pollo. Removemos para que se mezcle todo, añadimos la sal y los cominos. Dejamos cocer a fuego suave.
Ponemos las rodajas de pan a tostar en el horno, con cuidado de que no se nos quemen, y cuando estén listas, las añadimos a la sopa, dejamos que se ablanden y trituramos todo. Reservamos la sopa manteniéndola caliente a fuego bajito. 
Para los huevos a baja temperatura, necesitaremos un termómetro de cocina, si no lo tenéis, pochadlos o escalfadlos en la sopa. Si lo tenéis, ponemos agua a cocer con sal, y cuando el agua alcance la temperatura de 64º, metemos los huevos y dejamos cocer durante 30 minutos sin que varíe la temperatura. La gracia es ir controlando el termómetro y el fuego. En mi caso he jugado con los niveles dos, tres y cuatro de la vitro y ha sido bastante fácil. 
Preparamos ahora la tierra de ibérico. Colocamos una loncha de jamón entre dos trozos de papel de cocina y lo metemos al micro un minuto y medio. Sacamos y dejamos enfriar. Una vez frío, pasamos por el mortero hasta darle la textura deseada.
Y finalmente nos ponemos con el torrezno, como os he dicho, yo lo compro medio preparado y es más sencillo, pues sólo tengo que ponerlo a freír un par de minutos en abundante aceite bien caliente y una vez que se infle la corteza, sacarlos a escurrir la grasa sobre un papel absorbente. 
Una vez que tengamos todos los ingredientes montamos el plato. Ponemos en primer lugar la sopa, sobre ella ponemos el huevo a baja temperatura (simplemente le quitamos un trocito de cáscara y sale solo sin ninguna dificultad), adornamos con la tierra de jamón, el torrezno y decoramos con perejil fresco y unas flores comestibles.



Como véis es una receta que no tiene ninguna dificultad, los torreznos quizá sean los más complicados si los compráis frescos, pero hay muchos tutoriales en Youtube y además, si tenéis freidora es más probable que os salgan mejor que a mí que no la tengo, ya que la fritura en inmersión es lo que mejor funciona para que salgan perfectos. 
Los huevos a baja temperatura son algo espectacular, pero como os he dicho antes, si no tenéis termómetro de cocina va a ser difícil hacerlos bien, así que optad por un escalfado dentro de la propia sopa controlando que no se pase la yema.
Las flores ya las usé en una receta anterior, son algo totalmente prescindible, pero las podéis encontrar en la ensalada de flores de Mercadona a 1.55 el envase.
Plato simple donde los haya con ingredientes baratos pero que hacen una combinación perfecta, os volveréis locos, os lo aseguro.
¡Hasta el próximo post!

Comentarios

Entradas populares