domingo, 26 de abril de 2015

Parmesana de Berenjenas y Setas

No hay duda de que no tengo término medio. Hay veces en las que me tiro un mes sin publicar nada y otras, como hoy, en las que publico dos veces en un mismo día, pero cuando se tienen tiempo, ganas e inspiración, hay que aprovechar.
Os traigo otra receta para tupper (ya seais dammers o no) de inspiración italiana, una parmesana de setas y berenjenas que, según Sergio, estaban como para llorar de emoción, y que sin duda os harán ser la envidia de la oficina.

PARMESANA DE BERENJENAS Y SETAS
Tupper para una persona:
1 berenjena; 150 grs de setas;
1 bote de tomate natural triturado; 1 cebolla morada;
Albahaca fresca; Queso Grana Padano rallado;

Sal; Azúcar Moreno; Aceite de Oliva; Harina especial rebozados.

Comenzaremos pelando y troceando la cebolla muy finita. Ponemos aceite en una cacerola y cuando esté caliente, añadimos la cebolla y la dejamos pochar a fuego lento durante 10 minutos aproximadamente. Pasado este tiempo añadimos el bote de tomate, bajamos el fuego y lo dejamos freír unos cinco minutos. Entonces, añadimos sal y una cucharadita de azúcar moreno. Tapamos y dejamos cocer a fuego lento otros 10 min. Cuando falten 5 minutos, añadimos albahaca fresca troceada, 5 minutos después, retiramos del fuego y reservamos.
Mientras se hace el tomate, lavamos bien la berenjena. La secamos, cortamos los extremos y la partimos por la mitad. A su vez, cortamos cada mitad en láminas de medio cm de grosor. Ponemos en un plato y espolvoreamos con sal. Dejamos que reposen unos 30 minutos para que suelten agua y no amarguen. Pasado este tiempo las secamos y las enharinamos. Enharinamos también las setas, siempre quitando el exceso de harina aplaudiéndolas (dándoles golpecitos suaves con las dos manos). Freímos las berenjenas y las setas en aceite de oliva bien caliente y ponemos a escurrir en papel de cocina para que suelten el exceso de grasa. Es importante que el aceite esté bien caliente, sobre todo para las berenjenas ya que éstas absorben muchísima grasa.
Una vez listas las hortalizas y la salsa, emplatamos. Para ello ponemos una capa de berenjenas y setas, una de salsa de tomate y espolvoreamos con queso Grana Padano rallado. Repetimos la operación y terminamos con una capa de salsa de tomate espolvoreada con queso rallado y albahaca fresca picada. 



Toda una delicia que se prepara rápidamente. En lugar de preparar las berenjenas y las setas fritas, podéis hacerlas a la plancha o al horno, para una receta más sana y ligera. Es también una receta apta para vegetarianos y veganos, ¿Qué más se puede pedir?  Ah, si! Además es económica!




Tagliatelle con Espinacas, Setas y Gambas

Enseñar no es un trabajo fácil. Trabajar cada día con adolescentes y jóvenes no sólo implica enseñarles una materia, sino conocer sus vidas, sus diferentes personalidades e incluso soportar sus frustraciones y muchas veces sus arranques de ira. Pero todo esto que puede sonar bastante feo, es a la vez algo hermoso y lo es aún más cuando un alumno reconoce tu trabajo y te devuelve todo ese esfuerzo que has puesto en el día a día en forma de cariño y agradecimiento. 
Debo decir que soy afortunada por haber trabajado y seguir trabajando con gente estupenda, desde los más pequeños a los más mayores, pero este año he tenido la suerte de cruzarme con un grupo de grado superior excelente, tanto a nivel académico como personal.
Para los que no estáis muy puestos, en este tipo de enseñanza los alumnos ya tienen 18 años o más. El ciclo se divide en dos años y en el último, los tres últimos meses los pasan realizando prácticas en empresas. Bien, pues mis chicos están ahora en esta fase, en plena inserción en el mundo laboral y como seguimos en contacto gracias a las redes sociales y también se pasan a verme de vez en cuando, me sugirieron realizar una sección de "Tuppers for Dammers" (DAM es el nombre del ciclo superior) donde les propusiese ideas para hacer más llevadera la jornada laboral. La idea me pareció muy divertida, y más teniendo que preparar tuppers a menudo para Sergio, así que aquí me tenéis inaugurando sección dedicada a ellos y a todos los que os lleváis comida al trabajo. 
Declaro inaugurada la sección "Tuppers for Dammers" con esta riquísima y rápida receta:

TAGLIATELLE CON ESPINACAS, SETAS Y GAMBAS

Ingredientes para 2 personas:
1 paquete de tagliatelle frescos (podéis usar también pasta seca)
1 puñado de espinacas; 100 grs de gambas (yo he usado congeladas);
100/150 grs de setas; Queso Grana Padano rallado (50 grs); 2 dientes de ajo;
Nata líquida (medio vaso); Pimienta Blanca; Sal;
Sal Gorda; Agua; Aceite de Oliva.


Comenzamos por elaborar la salsa, ya que la pasta, al ser fresca, sólo necesita 4 minutos de cocción. (En el caso de la seca mirad el envase, normalmente necesita unos 10-12 minutos). 
Pelamos los ajos y los cortamos en láminas. Lavamos las espinacas y las secamos bien. Troceamos las setas con la mano en láminas, siempre en dirección vertical, siguiendo las líneas de la seta. 
Ponemos aceite en una sartén amplia y doramos los ajos a fuego suave, con cuidado de que no se quemen. Cuando estén dorados, añadimos las espinacas y salteamos un par de minutos. Pasado este tiempo añadimos las setas, salteamos todo junto y cuando las setas empiecen a estar blanditas, añadimos sal, la nata y el queso rallado. Removemos bien y dejamos que el queso se funda con el calor. Probamos y rectificamos de sal si fuese necesario. Añadimos pimienta blanca molida y reservamos.
Ponemos a calentar 1 l de agua en una olla profunda con sal gorda (como una cucharadita aproximadamente) y cuando rompa a hervir, añadimos la pasta. Dejamos cocer un minuto menos de lo que indique el envase porque luego terminaremos la cocción junto con la salsa,  removiendo de vez en cuando durante ese tiempo. Una vez lista, reservamos un poco de agua de cocción y escurrimos bien. 
Añadimos la pasta a la salsa y salteamos durante un minuto, para que quede todo bien mezclado. 
Espolvoreamos con algo más de queso rallado y ya tenemos nuestro delicioso tupper listo. 
No sé a vosotros pero a mí siempre me dan tentaciones de comérmelo antes y dejar el tupper vacío...




¿Os ha gustado Dammers? ¿Y a los no Dammers? Espero que sí.
 Hasta el próximo post.




lunes, 9 de marzo de 2015

Cocinando para Invitados. Croustades Lorraine

Desde que descubrí Canal Cocina hay un programa que me tiene fascinada, el de Rachel Khoo. Me encanta todo lo que hace y lo que más me gusta es que todo lo prepara en una mini-cocina que según he leído es la de su pequeño restaurante en París, tan pequeño, que sólo caben 4 personas y que como es lógico, tiene una lista de espera que para qué. Si alguna vez fuera cocinera, me gustaría ser como ella: glamourosa, viajera y cosmopolita, o también como Lorraine Pascale que es otra que me tiene seducida, no sólo por lo que cocina, sino por lo bien que le sienta todo, sobre todo los jeans y las camisetas básicas.
Pero dejemos de hablar de glamour y vayamos al grano. El caso es que estaba viendo a Rachel Khoo haciendo una quiche Lorraine con una pinta estupenda. No me gustan mucho las quiches en realidad pero se me encendió la bombillita y pensé que igual en plan finger food, este plato no me resultaría tan empalagoso y de ahí que os traiga estas...

CROUSTADES LORRAINE

Ingredientes para 12 croustades:
1 paquete de Croustades (lo encontraréis en IKEA)
1 huevo
3 lonchas de bacon
1 chorrito de nata para montar
Pimienta Blanca
Nuez Moscada
Sal

Cascamos el huevo en un bol, batimos ligeramente y le añadimos la nata, la pimienta, la nuez moscada y la sal. Mezclamos sin batir demasiado el huevo.
En una sartén con un chorrito de aceite freímos el bacon que habremos picado previamente en trocitos pequeños. Una vez dorado, escurrimos y añadimos a la mezcla de nata y huevo.
Rellenamos las croustades hasta poco más de la mitad y metemos al horno que habremos precalentado previamente a 180º durante 10 minutos.
Dejamos enfriar antes de comerlas. Decorar con cebollino (opcional) y servir.




Como veis son tan rápidas y fáciles de preparar que vuestros invitados nunca lo dirían y además están bueníiiisimas. Acabo de reconciliarme con las quiches...
Buena semana y hasta el próximo post.

domingo, 8 de febrero de 2015

Chipirones en su Tinta Rellenos de Chorizo

Chipirones y chorizo no es una combinación muy habitual. Eso fue lo que pensé cuando los vi en la carta de una gastrotaberna de mi localidad. En aquel momento no me atreví a pedirlos pero mientras preparaba este plato para la cena de Nochevieja, me dio un arrebato y me decidí a añadir chorizo al relleno. Pensé que si en una gastrotaberna los preparan así, sería por algo. 
Efectivamente, para mi sorpresa y la de todos el chorizo acaba con la linealidad y monotonía del relleno tradicional, convirtiendo unos simples chipirones rellenos en toda una experiencia para el paladar. 

CHIPIRONES EN SU TINTA
RELLENOS DE CHORIZO


PARA DOS PERSONAS:
1/2 kg de chipirones; Aceite de Oliva Virgen; Harina para rebozar



1 pimiento verde pequeño; 2 cebollas frescas; 1 chorizo fresco de calidad; Aceitunas sin hueso (yo usé la mitad del paquete); 1 diente de ajo; 2 huevos cocidos; las patas de los chipirones; 1 chorrito de vino blanco seco; sal; pimienta  negra molida.



Salsa de tomate (aproximadamente unas 4 cucharadas); 1/2 vaso de vino blanco seco; 1 cebolla fresca; 1 diente de ajo; 2 sobres de tinta de calamar; agua, sal; 1 nuez de mantequilla.



Comenzamos limpiando los chipirones. Es importante hacerlo bien y quitarles bien la babilla que tienen por dentro. Reservaremos las patas para el relleno.
Una vez limpios, los reservamos y comenzamos a elaborar el relleno. Para ello, con ayuda del robot de cocina, picamos el pimiento, la cebolla y el ajo muy, muy fino.


Picamos también las patas de los chipirones:


Y hacemos lo mismo con el chorizo, el huevo cocido y las aceitunas. 


En una sartén ponemos la mezcla de pimiento, cebolla y ajo a pochar a fuego medio-bajo. Pasados un par de minutos añadimos un chorrito de vino blanco y dejamos evaporar. Una vez evaporado, añadimos las patas de calamar y dejamos cocinar todo junto durante otro par de minutos. Entonces, añadimos la mezcla de chorizo, aceitunas y huevo, salpimentamos al gusto y dejamos cocinar a fuego medio unos cinco minutos.


Una vez listo el relleno, pasamos a un bol y dejamos enfriar. Cuando esté frío, lo metemos en una manga pastelera de plástico sin boquilla para que no sea más fácil rellenar los chipirones y los rellenamos hasta un poco más de la mitad, pero nunca del todo para que no se rompan, ya que durante la cocción siempre encogen. Los cerramos con un palillo y los metemos en una bolsa de plástico a la que añadiremos una cucharadita de harina (yo uso la de pescado de Santa Rita), agitamos la bolsa y en un minuto, y sin manchar, que es lo más importante, tendremos enharinados nuestros chipirones. Los doramos en una sartén con aceite para que se sellen, sacamos, les quitamos el palillo y reservamos.



Elaboramos por último la salsa. Para ello, ponemos la cebolla troceada fina y el ajo a pochar. Cuando la cebolla esté transparente añadimos el vino blanco y subimos el fuego para que se evapore el alcohol. Una vez evaporado añadimos el tomate rallado, o natural triturado de bote. Removemos bien y dejamos que se fría el tomate durante unos 6-7 minutos. Pasado ese tiempo, desleímos la tinta en agua y se la añadimos a la salsa. Removemos bien y dejamos cocinar a fuego suave durante otros cinco minutos. Salamos. Pasamos la salsa a una jarra y batimos con la batidora hasta que quede una salsa homogénea sin trocitos y volvemos a echar en la sartén junto con un chorrito de agua para apurar el fondo de la jarra.  Entonces, añadimos una nuez de mantequilla y removemos hasta que se deshaga. 
Es el momento de añadir los chipirones a la salsa.


Dejamos cocinar todo junto a fuego suave durante 20 minutos. Pasado ese tiempo servimos los chipirones sobre una base de arroz blanco aromatizado con ajo y unas ramitas de cebollino para darle el toque de color al plato.



Una receta deliciosa, sana y muy económica con ingredientes que podemos encontrar fácilmente en el mercado. Si no os gusta la tinta u os da reparo el negro en la comida, podéis hacer la salsa sin ella y añadirle quizá unas gotitas de tabasco o una cayena cuando pochéis la cebolla y el ajo (sin que se os olvide retirarla para que no haya sorpresas).
Espero que os haya gustado la receta.
¡Feliz Domingo!

domingo, 18 de enero de 2015

Mezzi Paccheri con Berenjenas Asadas en Aceite, Ricotta y Pesto Siciliano

El plato de hoy está elaborado con productos auténticamente italianos que fueron parte de una cesta de regalo de cumpleaños, cortesía de unos grandes amigos.
Me encantan este tipo de regalos porque además de ser prácticos, demuestran (o al menos esa es mi opinión), que la gente se ha molestado en comprarte algo que saben que te gusta y que vas a disfrutar y en mi caso lo he hecho doblemente: degustando y preparándolo.
Además, me gusta esta receta por su sencillez. Con sólo un par de botes de conserva y un poco de pasta, puede salir un plato tan exquisito como este y más si lo acompañas de un delicioso vino italiano también incluido en esa maravillosa cesta en la que no faltaba detalle:



MEZZI PACCHERI CON BERENJENAS ASADAS EN ACEITE,
RICOTTA Y PESTO SICILIANO.

Ingredientes para 2 personas:
150 grs de pasta (he usado Mezzi Paccheri)
1 bote de berenjenas asadas en aceite (en tiendas especializadas)
1 bote de pesto siciliano (en tiendas especializadas)
1 tarrina de requesón (lo más parecido al ricotta)
1 litro de agua; sal gorda





Comenzamos por poner el agua a cocer. Cuando rompa a hervir añadimos una cucharadita de sal gorda, removemos y añadimos la pasta. Dejamos cocer el tiempo indicado por el fabricante si la queremos totalmente "al dente". Esta pasta es bastante gruesa, así que yo la he cocido 5 minutos más. Si sois de los que os gustan al estilo español, es decir, un poco pasada, necesitaréis unos 20 minutos.


Mientras se cuece la pasta, troceamos las berenjenas y las mezclamos en un bol con el requesón, añadiendo parte del aceite de conserva de las mismas y un poquito de sal para darle más sabor.


Una vez que la pasta esté a nuestro gusto, escurrimos reservando un poquito de agua de cocción para que no se nos quede seca. La volvemos a poner en la cacerola (yo la he puesto en la misma a pesar de estar caliente porque la quería un poco más pasada, pero nunca hagáis esto con otra pasta más fina) y le añadimos la mezcla de requesón y berenjena y el pesto siciliano. Removemos bien y servimos.





Un plato delicioso y sencillísimo de preparar. No tengáis miedo de usar este tipo de conservas porque son de excelente calidad y el resultado es espectacular. 
Por si os interesa, la tienda donde me compraron estos productos está en Leganés y se llama Deliziosa Italia: www.deliziosaitalia.com, yo aún no me he pasado pero creo que no tardaré mucho en hacerlo.
Buon appetito e buona settimana!


lunes, 29 de diciembre de 2014

Helado Siciliano. Postres for Dummies

Imagino que la gran mayoría de vosotros estaréis como locos pensando en el menú de Nochevieja y Año Nuevo. 
Bien, pues os traigo un post express con un postre que creo que os puede simplificar mucho la vida y la existencia en estos días de estrés culinario.  Tuve la gran suerte de probarlo en la playa palermitana de Mondello (Sicilia) y me sorprendió cómo algo tan simple puede resultar a la vez tan delicioso.
No lo dudéis, si queréis sorprender a la familia con algo original, barato y que os haga currar poco, ésta es la solución. Aunque sí lo que buscáis es aprovechar el "momento postre" para huir de la conversación de vuestr@ cuñad@, quizá no sea la mejor opción, jejeje...

HELADO SICILIANO
Ingredientes por persona:
1 pan brioche (Medias Noches)
1 bola de helado


La preparación es tan simple como abrir la brioche por la mitad y meter una bola de nuestro helado preferido dentro. Os sorprenderá el contraste entre el dulzor de la brioche y la textura fría del helado.





Como véis, no hace falta ser un gran profesional de la repostería para elaborar este postre, pero cuando vuestros invitados lo prueben, os considerarán el mejor de los chefs.
Ya me contaréis, ya...
¡Feliz 2015!

sábado, 20 de diciembre de 2014

Egg in the Basket

Hay muchos platos que se hacen famosos gracias al cine, como la famosa pasta con albóndigas de La Dama y el Vagabundo, la Ratatouille elaborada por Remy en la peli del mismo nombre o las Codornices con Pétalos de Rosa de Como Agua para Chocolate. Probablemente pocos sepáis que esta receta, al menos en mi centro, se ha hecho famosa gracias a la peli V de Vendetta.
Es ideal para desayunar, al menos así se los prepara "V" a Evey Hammond (Natalie Portman)  en la peli, pero podéis prepararlo para una merienda o incluso para una cena ligera acompañado de una ensalada verde. Yo ya se los he hecho a Sergio un par de mañanas para desayunar y la verdad es que están deliciosos.

EGG IN THE BASKET
(Huevo en el Pan)
Por persona.
1 rebanada de pan de molde;
1 huevo; Mantequilla; 
Sal y Pimienta


1. Cortamos un círculo en el centro de la rebanada de pan de molde con ayuda de un cortapastas. Si no disponemos de él, podemos usar un vaso.


2. Añadimos mantequilla a la sartén y cuando esté caliente, añadimos el pan, dejamos que se cocine un minuto aproximadamente y echamos mantequilla también en el agujero. Cuando se funda añadimos el huevo y dejamos que se cuaje bien por la parte de abajo.


3. Con cuidado le damos la vuelta y dejamos que se haga bien por el otro lado.


4. Sacamos de la sartén y servimos salpimentándolo al gusto. Yo dejé la yema poco hecha, pero podéis dejarla más tiempo si lo que queréis es comer la tostada con la mano y no pringaros demasiado.




Como véis es una receta super sencilla a la vez que vistosa y deliciosa. Os dejo con la escena de la peli a modo de despedida.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...